Fogassa tradicional de Tots Sants d'Ontinyent

69 Comentarios


Yo no estoy nada influida por el tema Halloween, al contrario, me cansa. Lo trabajaba en clase con mis niños ya que les enseñaba inglés y este "Festival" siempre estaba en los libros. Los niños disfrutaban porque aún no había empezado este "boom", para mí otra invasión americana más en nuestro país. Respeto a quien no lo vea así, pero yo prefiero que se mantengan nuestras tradiciones y costumbres, que invadirnos, ya nos invaden en demasiadas cosas. 

Así que os propongo una receta tradicional de mi pueblo en la festividad de Todos los Santos. A mí, la "fogassa" siempre me ha gustado mucho y la he hecho alguna vez según una receta casera de mi familia. Recuerdo que ya hacía mucho frío y que esperábamos con ganas la llegada de la Feria que es a finales de mes y, si se podía, a estrenar abrigo. También hay un refrán: "Per a tots sants, fogassa. Ja ve l´hivern" (para Todos Santos, fogassa, ya viene el invierno).

Aunque tengo varias recetas similares, no tenía mi libreta a mano y tuve que buscar en el ordenador y elegí la de mi paisana y bloguera María, del blog La cocina de Mesilda. Seguro que la conocéis ya que es una experta en repostería de todo tipo. Y podéis comprobar que mi resultado, dista mucho del suyo.

No es un bizcocho, no es una coca, no es un pastel... es una masa más parecida a un pan dulce... pero tampoco exactamente igual. Es deliciosa y me parece que voy a prepararla más veces y no sólo para el 1 de Noviembre. También la he preparado sin azúcar y no se nota nada en el resultado final ni en el sabor. El cambio ha sido añadir calabaza en lugar de boniato. La fogassa de carabassa, y otra más también sin azúcar, Fogassa d'Isabel.

He adaptado la receta a la TMX. Es una receta fácil, diferente y deliciosa. El resultado es una masa esponjosa, no demasiado dulce y con un toque anisado. Las nueces y las almendras, terminan de darle el punto que la hace inconfundible y me recuerda olores y sabores de mi infancia. Hay quien también le pone pasas, pero a mí me gusta más así.

Esta receta es una de las más vistas en el blog, la pena es  que no todo el mundo que la ha hecho me lo ha contado, por eso me alegra mucho añadir a las personas que ya la han probado y aquí tenéis sus nombres, sus blogs y sus fotos. Lo peor, es quien publica la receta de esta fogassa, adjudicándose la autoría y ganando dinero y no poco. Cuando protestas, mienten. Esto crea una impotencia enorme. No digo de quién se trata, porque sólo faltaba que le hiciera publicidad. 

Os recomiendo probar la receta. Espero que os guste.

Reme del blog, Llimaverda, la ha preparado y le ha encantado. Le ha dado forma redonda que no es como la hacemos allí pero le ha quedado preciosa. 


También Rosa M, del blog, Roski cocina y algo más-yus, tras avisarla de que esta receta le iba a gustar, se ha apresurado a hacerla. Menuda fogassa tan rica le ha salido. 


Y también Sonia, del blog Cocinando voy recetando vengo ha preparado la fogassa. No os vais a imaginar de qué forma. Es una idea genial que está teniendo un gran éxito entre sus lectores. 


Añadimos a la lista a  Jose, del blog Aisha Kandisha, que le ha dado un giro a la fogassa porque no le ha añadido los frutos secos sino una costra de azúcar y canela debido a que a sus comensales no les iban. Espero que la vuelva a repetir para él solito porque los frutos secos le dan el complemento de sabor. Seguro que gracias a Jose, se hornea más fogassa en muchas casas.

Y hoy 2 de noviembre de 2014, la fogassa le ha gustado mucho a mi amiga Victoria, del blog Hoy cocina Vivi. Le ha hecho alguna modificación. No os la perdáis.

Gràcies María.
Ingredientes

- ½ kg de harina de fuerza
- 150 g de azúcar
- 1 boniato pelado y hervido (200 g) (yo lo he puesto asado)
- 45 g de levadura fresca de panadería.
- 3 cucharaditas de café, colmadas, de anís en grano
- 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 1 huevo
- 200 g de leche
- almendras y nueces para la cobertura (se pueden poner pasas)
- azúcar glas

Preparación TMX

- Pelamos el boniato y lo hervimos o lo asamos hasta que esté blando. Yo aproveché que me gusta tener boniato asado en casa y asé más. También se puede cocer en el microondas.

- Calentamos la leche en el vaso 1 minuto, 37º, velocidad 1.

- Deshacemos la levadura con la leche tibia, añadimos el huevo el azúcar y el anís. Programamos 1 minuto, velocidad 3.

- Añadimos el boniato y lo incorporamos a la leche y el azúcar. Programamos 1 minuto, velocidad 5.

- Añadimos la harina y programamos 7 minutos, velocidad espiga. (estará pegajosa).

- Añadimos las tres cucharadas de aceite. Programamos, 5 minutos, velocidad espiga.

- Dejamos reposar, tapada con un paño, durante 45 minutos.

- Después untamos una lata con aceite de oliva, y depositamos la masa en ella, esparciéndola con las manos. Repartimos las nueces, pasas y almendras, incrustándolas un poquito.

- Tapamos de nuevo y dejamos levar hasta que doble su volumen.

- Tiene que quedar hasta el borde de la lata.

- Introducimos en el horno a temperatura media, de 20-30 minutos (según el tipo de horno). Debe quedar bien dorada. Cuando la saquemos del horno espolvoreamos con abundante azúcar glas.
Preparación modo tradicional de María

- Pelamos el boniato, lo cortamos en tres rodajas y lo hervimos durante 30 minutos.

- Deshacemos la levadura con la leche tibia, el huevo el azúcar y el anís.

- Aplastamos el boniato con un tenedor y lo incorporamos a la leche y el azúcar removiendo, con la mano, hasta que esté todo bien mezclado.

- Añadimos la harina y amasamos, y cuando esté todo bien homogéneo, (estará pegajosa), añadimos las tres cucharadas de aceite. 

- Amasamos hasta que se despegue de las manos y de las paredes del molde.

- Dejamos reposar, tapada con un paño, durante 45 minutos. Después untamos una lata con aceite de oliva, y depositamos la masa en ella, esparciéndola con las manos. Repartimos las nueces, pasas y almendras, incrustándolas un poquito.

- Tapamos de nuevo y dejamos levar hasta que doble su volumen. Tiene que quedar hasta el borde de la lata.

- Introducimos en el horno a temperatura media, de 20/30 minutos (según el tipo de horno). Debe quedar bien dorada. Cuando la saquemos del horno espolvorear con abundante azúcar glas.

SUGERENCIA. Preparar el mismo día de consumo.

Nota:

- Si hacemos la receta de la forma tradicional y no nos gusta encontrarnos los anises enteros, los hervimos en la leche y la colamos. Dejarán el sabor pero no se notarán al masticar.

Bon profit! 
Fogassa de Reme
Fogassa de Rosa M.
Fogassa de Sonia, envasada en tarros de cristal, ¡sí, en conserva!
Fogassa de Sonia, la mitad de las cantidades
Fogassa de Vivi

69 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Pastel de pollo y champiñones

43 Comentarios


Tenía champiñones grandotes pero que estaban diciéndome a gritos que se iban a estropear. Revisando mis recetas encontré estos pasteles (hace poco y con tal de limpiar lo que no necesito, revisé revistas y guardé solamente las páginas que me interesaban, el resto, a la basura para reciclar).

Me gustan mucho los pasteles salados y esta combinación me pareció perfecta para mis necesidades. La receta es de la revista Cocinar con TMX. Las veces que he preparado alguna receta de esta revista, me he encontrado con algún problemilla. Os digo al final de la receta los cambios y consejos. 

He hecho la prueba de cocerlo en el recipiente varoma para ver qué tal me quedaba; en la revista lo cocían al baño maría. La textura es menos seca que en el horno, imagino, pero ahorras luz, que a los que utilizamos tanto el horno, un descansito para ambos, no viene mal.

Otra receta más de pollo con verduras, rica y sana.


Ingredientes

Del pastel

- 350 g de pechugas de pollo
- 200 g de champiñones
- 2 cucharadas de perejil
- 1 cebolla (mejor que sea pequeña porque sino, predomina mucho el sabor)
- 1 diente de ajo
- 100 g de pan rallado
- 1 huevo (yo puse 2)
- 100 g de queso tipo gouda (yo puse emmental)

De la salsa de champiñones


- 125 g de champiñones
- 30 g de mantequilla o 15 g de aceite de oliva
- 2 cubiletes de nata o de queso fresco
- 1 cucharada de zumo de limón colado
- sal y pimienta blanca molida


Preparación TMX

Del pastel

- Picar la cebolla con el ajo y el perejil, 10 segundos, velocidad 4.

- Añadir el pollo y picar otros 10 segundos, velocidad 4.

- Precalentar el horno a 180º si lo vas a hacer al baño maría. 

- Añadir a la picada de pollo el huevo, la sal, la pimienta y el pan rallado.

- Lavar y cortar los champiñones en cuartos. Reservar unos pocos para decorar. El resto, añadirlos al vaso y picar 20 segundos, velocidad 4.

- Montar el pastel en un molde engrasado, si no es de silicona (o moldecitos pequeños), poniendo los champiñones reservados en la base.

- Cocer un poco los champiñones del molde en el microondas 1 minuto, máxima potencia (80W).

- Cubrir con la mitad del relleno. Añadir el queso en trocitos y volver a cubrir con el resto del relleno.

- Hornear al baño maría a 180º, unos 35-40 minutos. 

- Si lo vas a hacer en el varoma, colocar la masa en moldes tipo flaneras o en un molde de tamaño adecuado, tal y como yo he hecho. Tapar con papel de aluminio y cubrir con hojas de papel de cocina para que absorba el vapor.

- Llenar el vaso con 1 litro y medio de agua y cocer durante 55 minutos (en mi caso, porque el molde era grandecito). Si son pequeños, creo que con 45 minutos, será suficiente

- Desmoldar y servir templado o frío acompañado de la salsa.

De la salsa de champiñones

- Triturar los champiñones 3 segundos, velocidad 4.

- Añadir la mantequilla o el aceite y cocinar 10 minutos, 100º, velocidad 2.

- Incorporar la nata o el queso fresco, la sal y la pimienta blanca. Cocinar 5 minutos, 100º, velocidad 2.

- Aderezar con el zumo de limón y mezclar unos segundos a velocidad 5.

Notas:

- En esta receta, creo que le falta añadir algún huevo para la cantidad de verdura que lleva. Yo he añadido uno, pero creo que otro más no vendría mal y más si se cuece en el varoma. También se puede aligerar las grasas, añadiendo más claras que yemas.

- Tampoco hay que poner una cebolla muy grande porque predominará demasiado el sabor. Incluso, si se quitara, se notaría más el sabor del champiñón y el pollo. Yo la próxima vez, lo haré. A vuestra elección.

- He cambiado el queso gouda por emmental porque el tipo gouda para mí es demasiado salado.

- Si lo calentamos en el microondas, el queso se derrite y está mucho mejor, pero también se puede comer frío.

- Se puede congelar por raciones. Yo las envuelvo en papel sulfurizado y las meto en bolsas de congelar. Las descongelo en la nevera o a temperatura ambiente, si no hace mucho calor.

- Es un pastel que llena bastante, dependerá de lo comedores que seáis. Yo lo he servido con una ensalada.

Bon profit!

43 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Arroz meloso con calamares a la mistela valenciana

44 Comentarios


Otro arroz inventado en el momento tras comprar unos calamares frescos a muy buen precio. Como aquí ya se va notando el fresquito, apetece, ¿verdad?.

Para los que no sepáis qué es la mistela, es como llamamos al vino moscatel aquí en Valencia. Una botella de D.O.P (denominación de origen protegida) Valencia, que sirve tanto para un plato dulce como para uno salado como éste.

Lo fácil y rico que sale con la TMX pero también muy sencillo y barato de forma tradicional. Por eso, vuelvo a participar en Mi reto de recetas BBSS con otro arroz. Es una receta BBSS porque ni siquiera necesita caldo de pescado y el calamar puede ser congelado.

Espero que os guste.


Ingredientes (2 personas)

- 2 cebollas pequeñas o una mediana
- 2 dientes de ajo
- 20 ml de aceite de oliva virgen extra
- 250 g de calamar fresco o congelado
- 175 g de arroz redondo
- 50 g de mistela
- 600 g de agua mineral
- una hoja de laurel
- ½ cucharadita de pimentón de la Vera
- sal


Preparación TMX

- Lavar bien los calamares. Cortar en trozos grandes. Reservar.

- Pelar las cebollas, cortarla en cuartos. Pelar los ajos.

- Poner las cebollas y los ajos en el vaso y trocear 4 segundos, velocidad 4.

- Bajar los restos con la espátula. Verter el aceite, programar 7 minutos, varoma, velocidad 2. 

- Echar en el vaso el calamar y sofreír 8 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Agregar la mistela y programar para que se evapore el alcohol, 10 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Agregar el agua, el laurel, la sal y el pimentón y programar, 10 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Echar el arroz por el bocal y programar 15 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Servir en seguida porque sino, el arroz absorberá muy rápidamente el poco caldo que le queda y se pasará.


Preparación tradicional

- Lavar bien los calamares. Cortar en trozos grandes. Reservar.

- Pelar las cebollas, cortarla en cuartos. Pelar los ajos y trocearlos.

- Poner en la olla las cebollas y los ajos bien troceados.

- Añadir el aceite y sofreír a fuego medio, removiendo a menudo con una cuchara de madera hasta que se haya ido consumiendo todo el jugo del sofrito.

- Añadir el calamar y sofreír muy bien a fuego no muy fuerte.

- Cuando veamos que el sofrito está ya bien oscuro y el calamar tierno, añadir el vino y dejar reducir unos minutos.

- Añadir el pimentón, la sal y la hoja de laurel, sin dejar de dar vueltas con una cuchara de madera.

- Pesar y añadir el arroz. Rehogarlo unos minutos.

- Agregar el agua y dejar hervir unos 15 minutos. Comprobar la cocción y añadir unos minutos más si es necesario. Dependerá del tipo de arroz y de cómo nos guste. 

- Probar de sal y añadir más, si así se desea.

- Este arroz tiene que quedar meloso por lo que se deberá servir inmediatamente ya que si no lo hacemos así, el arroz absorberá el exceso de líquido y se pasará.

Notas:

- Se puede utilizar arroz bomba para lograr un mejor resultado final.

- Se puede utilizar calamar congelado o pota de calamar.

- Se puede utilizar otro tipo de vino.

Bon profit!

44 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Flan de calabacín a la menta

25 Comentarios


Este flan es muy ligero. Me gusta mucho el calabacín porque en casa en verano, cuando era pequeña, siempre se cultivaba una mata de ese tipo de calabacines verde claro (clarita) y mi madre hacía un pisto y unas tortillas que me encantaban.

El flan lleva muy poco aceite y tanto la cebolla como el calabacín no son nada calóricos. Si queréis darle otro toque podéis espolvorear queso por encima, pero no es en absoluto necesario.

Si no os gusta el sabor de la menta, la podéis sustituir por otra hierba o no ponerle ninguna. Yo he dado buena cuenta de mi ración y me ha gustado comerlo recién hecho, caliente y con un poquito de mayonesa ligera.

Espero que os guste.


Ingredientes
- 500 g de calabacines cortados en trozos.
- 150 g de cebolla
- menta fresca picada
- 3 huevos
- 20 g de aceite de oliva
- sal y pimienta
- mayonesa ligera (opcional, en mi caso mayonesa Ibarra ligera sin azúcar)


Preparación TMX

- Precalentar el horno a 180º.

- Lavar los calabacines y quitar los extremos. Cortarlos en dados.

- Cortar la menta en trocitos pequeños.

- Echar en el bol las cebollas cortadas en dos y mezclar a 2 segundos a velocidad 5. Bajar los restos con la ayuda de la espátula.

- Añadir el aceite y programar 5 minutos, 100º, velocidad 1, quitar el cubilete. 

- Añadir los calabacines y la menta. Programar 10 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1. Cuando termine el tiempo, volcar sobre el cestillo para que se escurra el caldo que ha soltado. 

- Untar el molde con mantequilla. 

- Rellenar los moldes con la mezcla de verduras. 

- Lavar el vaso y añadir los huevos, la sal y la pimienta. Mezclar 10 segundos, velocidad 5. 

- Verter la mezcla sobre las verduras que tenemos en el molde.

- Cocer durante 25 minutos (dependerá del tamaño del recipiente y del tipo de horno). Yo lo he horneado con aire arriba y abajo y lo he dejado que se dore bastante.

Notas: Se desmolda y se corta en caliente con mucha facilidad.

Bon profit!

25 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Crema de calabaza y zanahorias con un toque de salvia

20 Comentarios


Está ahora mismo lloviendo. Me gusta irme a la cama oyendo llover. En Valencia hacía meses que no lo hacía y se necesitaba. Tengo frío y he pensado que publicar una cremita caliente, aunque sea virtual, no me vendrá nada mal. 

La calabaza me gusta especialmente asada. Esta crema, muy sana, pero no apta para diabéticos, combina la calabaza con otras verduras y el toque de salvia, si os gusta, resalta el sabor. No es necesario, pero la salvia tiene muchas propiedades muy buenas para la salud.

Probadla que es tiempo de calabaza.


Ingredientes (para dos personas)

- 300 g de calabaza 
- 1 zanahoria grande o dos medianas 
- media cebolla roja 
- medio puerro
- sal 
- 300 g de agua 
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
- salvia seca 
- trozos de calabaza cocidos en microondas para adornar (opcional)
- queso desnatado para adornar (opcional)

Preparación TMX

- Poner en el vaso la cebolla y el puerro en trozos y triturar durante 4 segundos. velocidad. 5. 

- Agregar la calabaza y la zanahoria en trozos y la mitad de un vaso de agua y el aceite de oliva. Triturar 10 segundos, velocidad 6 y programar 10 minutos, 100° velocidad. 1. 

- Agregar el resto de agua y programar 8 minutos. 100°, velocidad 2.

- Después triturar programando velocidad progresiva 5-10 y de forma intermitente durante unos segundos, hasta comprobar que la textura es la adecuada...

- En este punto, agregar sal si es necesario y agregar el polvo de salvia seca al gusto. Programar 6 minutos varoma velocidad 1. 

- Si comprobamos que está demasiado líquida para nuestro gusto, programar unos minutos más en varoma, velocidad 1.

- Servir con queso parmesano rallado picatostes, si se desea, o sólo con el queso. Yo he asado trozos de calabaza en el microondas y los he puesto por encima. He evitado quesos grasos.

Bon profit!

20 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Hogaza con agujeros de tomate valenciano. #WBD2012

56 Comentarios


El año pasado vi varias aportaciones de otros blogueros al “World Bread Day, WBD”. El objetivo es que cualquier persona que tenga un blog, publique en cualquier lengua una receta de pan el día 16 de octubre. 

Pensé en varias recetas y al final me decidí por elaborar una con ingredientes típicos de mi tierra. Un pan muy mediterráneo. Después de dos intentos, me he quedado con esta hogaza rústica que tengo que reconocer que está deliciosa y el sabor tal vez es el mejor de los que he probado en tiempo. La corteza queda muy crujiente y la miga suave y esponjosa. Te encuentras el relleno, el suficiente para que la rebanada se pueda cortar sin demasiada dificultad.

El tomate valenciano, no siempre es del mismo tipo, según la zona donde se cultiva. El que he utilizado, es uno de los más comercializados en la huerta de Valencia y por lo tanto en la ciudad. Es un tomate que se caracteriza por su forma puntiaguda, al partirlo parece un corazón; los compré más verdes para que estuvieran más tersos.

El pan sólo lo he probado yo, toda una tarde de sábado probando y relajando mente y cuerpo para después disfrutar de un pan delicioso. 

Un placer, participar por primera vez en el World Bread Day. 

Espero que os guste.
Ingredientes para 1 hogaza grande

- 15 ml de aceite de oliva virgen extra
- 1 cebolla pequeña troceada (90 g)
- 3 tomates sin pepitas y troceados en dados (300 g)
- 500 g de harina de fuerza
- 280 ml de líquido (agua mineral + jugo del sofrito)
- ½ cucharadita de pimienta negra molida
- ½ cucharadita de sal
- 2 cucharaditas de azúcar
- 1 sobre de levadura seca de panadería (5.5 g)
- 1 cucharadita de albahaca seca
- harina tamizada para espolvorear el pan
Preparación tradicional y en panificadora

Preparación del relleno de tomate y cebolla

- Pelar y trocear la cebolla. Lavar y trocear el tomate en dados. No le he quitado la piel, pero podéis hacerlo, si así lo deseáis.

- Calentar el aceite en una sartén y freír la cebolla a fuego medio unos 3 o 4 minutos o hasta que tenga un color dorado.

- Añadir el tomate y seguir sofriendo hasta que la mezcla esté blanda.

- Dejar escurrir en un colador colocado sobre un recipiente hasta que suelte todo el jugo, ayudándonos de una cuchara y presionando varias veces. Reservar tanto el sofrito como el jugo obtenido.

- Añadir agua al jugo reservado hasta obtener 280 ml y reservar hasta que esté totalmente frío.

Preparación del pan con amasado en panificadora 

- Verter el líquido (jugo + agua) en la cubeta de la panificadora.

- Añadir el aceite de oliva virgen extra cuidando que la sal y el azúcar estén a ambos lados de la cubeta.

- Añadir la pimienta negra molida.

- Añadir la harina, hacer un pequeño agujero en el centro y distribuir la levadura.

- Programar la panificadora según el modelo. En la mía, pan blanco, 1000 g, tueste medio.

- Cuando termine el primer amasado y levado, sacar la masa de la cubeta y colocarla sobre una superficie enharinada. Apagar la panificadora. Amasar un poco para quitarle el aire. 

- Aplanar la masa y darle forma de un rectángulo de unos 2.5 cm de espesor para que no se salga mucho el relleno. Incorporar la mezcla de tomate y cebolla reservada. Espolvorear la albahaca sobre toda la masa. 

- Darle forma de pan redondo cuidadosamente para que no se salga el relleno, aunque si sale un poco por algún lado del pan, no pasa nada. No nos debe importar la forma. Vamos a dejar que el pan crezca a su libre albedrío.

- Trasladar a la bandeja perforada (en mi caso), a una piedra de hornear o a una placa de horno cubierta con papel sulfurizado. Cubrir con papel film untado con aceite y dejar leudar de 30 a 45 minutos, o hasta que doble su volumen, en un lugar cálido y evitando las corrientes de aire.

- Pasado este tiempo, espolvorear el pan con harina tamizada con la ayuda de un colador.

- Precalentar el horno a 200º C. Poner un recipiente con agua en la base del horno.

- Cocer de 30 a 40 minutos o hasta que el pan esté bien tostado. Los primeros 10 minutos, calor abajo y el resto del tiempo, calor arriba-abajo.

- Dejar enfriar sobre una rejilla.

- Una vez frío, envolver con un paño de cocina y dejar unas horas, antes de cortarlo con un cuchillo de sierra con mucho cuidado para que no se rompan las rebanadas. En mi caso, al prepararlo por la tarde lo he dejado toda la noche envuelto para cortarlo por la mañana. Es cuando le he hecho las fotos y estaba muy tierno.
Preparación en TMX

Preparación del relleno de tomate y cebolla

- Pelar la cebolla. Lavar el tomate. No le he quitado la piel, pero podéis hacerlo, si así lo deseáis.

- Triturar la cebolla y el tomate, 4 segundos a velocidad 4 o 5.

- Añadir el aceite y sofreír, 15 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda, hasta comprobar que están tiernos. Si no está lo suficientemente hecho, se programa algún minuto más.

Preparación del pan

- Verter el agua mezclada con el jugo del sofrito y programar 1 minuto, 37º, velocidad 1. 

- Añadir el resto de ingredientes, excepto el sofrito y programar, 6 segundos, velocidad 6 y 3 minutos velocidad espiga. El resto tal y como se indica en la preparación tradicional.
Notas:

- He utilizado para cocer el pan una rejilla perforada, totalmente artesanal y regalo de mi querido amigo, Fernando. El resultado es excelente. La corteza ha quedado muy crujiente y la base como si la hubiera horneado en un horno de leña.

- Es mejor hornearlo por la tarde y cortarlo por la mañana.

- Lo he congelado y descongelado con la tostadora. He comprobado que la miga estaba estupenda pero el relleno de tomate un poco duro, igual es mejor dejarlo a temperatura ambiente y tostarlo un poco después... continuará.

- Debido a mi adicción tomate-pan-aceite, de toda la vida… sólo he añadido unos trozos de queso fresco y no se necesitaba más. 

- No es bueno dejarlo para varios días porque el tomate se estropea y por consiguiente el pan. 

Bon profit!

Esta receta fue enviada a Hearth and Soul Blog Hop
This post is linked to Hearth and Soul Blog Hop

WBD 2013 Pan rústico
WBD 2014 Rosca integral con piñones, ajo y tomillo
WBD 2015 Barras de espelta con semillas y sin amasado
WBD 2016  Hogaza de pan de harina de castaña

56 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Portokalópita, con y sin azúcar

7 Comentarios


Es un dulce griego. Su nombre significa Pastel de naranja. No sé muy bien cómo definirlo, ¿pastel, flan, tarta?… os dejo que lo decidáis vosotros y así seguro que lo probaréis. Sólo añadir que está muy bueno y es perfecto para quien le gusten los dulces con naranja. La receta la tengo en un libro que compré hace años cuando estuve en Grecia. No habla más del dulce, ni tampoco he encontrado más información.

En el libro dice que es preferible prepararlo de un día para otro para que se absorba todo el jarabe, pero os aseguro que el mío lo ha absorbido muy rápido, también es verdad que le he añadido muy poco.

Yo, como siempre, le he reducido las cantidades de grasa y azúcares porque me parecían excesivas . Mis cantidades están en otro color, a la derecha. La verdad, lo acabo de probar ahora mismo, y está muy bueno. Creo que no hace falta tanto azúcar. Yo lo he hecho con edulcorante.

Con esta receta participo en el concurso Dulces Internacionales de Helena, del blog El Pastelito Valiente, un concurso en el que vamos a conocer muchos dulces de diferentes países y al que casi no llego y eso que tenía clara la receta.

Gracias Helena. Un placer haber participado.


Ingredientes
- 200 g de aceite de girasol (100 g)
- 200 g de azúcar (100 g de tagatosa)
- 4 huevos
- 250 g de yogur griego (natural desnatado)
- la piel de una naranja y media sin la parte blanca
- 1 sobre de levadura química para pastelería (1/2 sobre)
- 1 paquete de hojas de pasta brick o filo ( filo 128 g)

Jarabe

- 400 g de azúcar (yo he puesto 200 g de azúcar o 80 de tagatosa)
- 600 ml de agua (yo he puesto la mitad)
- La piel de una naranja y media sin la parte blanca
- una pizca de canela (opcional)


Preparación TMX

- Precalentar el horno a 180º (170º si es con tagatosa)

- Sacar la pasta filo o brick del paquete, separar las hojas y dejarlas secar media hora.

- Preparar el jarabe. En una olla hervir en el agua el azúcar y la piel de las naranjas durante 15 minutos aproximadamente. Dejar enfriar. 

- Echar la piel de las naranjas en el vaso y triturarla con dos golpes de turbo. Separar la mitad para el jarabe. Reservar.

- Sin lavar el vaso. Poner la mariposa en el vaso. Echar los huevos y el azúcar. Batir 3 minutos, velocidad 3 y ½ o hasta que la mezcla esté blanquecina. 

- Añadir el aceite, el yogur, la levadura y las pieles de las naranjas trituradas. Batir 2 minutos a la misma velocidad. Reservar.

- Cortar las hojas de masa con unas tijeras de cocina. Un tamaño de 1 cm aproximadamente y añadirlas a la mezcla. Mezclar bien con una espátula.

- Verter la preparación en un recipiente para horno (el mío de 32 x 24 cm).

- Hornear durante unos 30 a 40 minutos en el horno precalentado a 180º (170º si es con tagatosa). Si lo elaboramos con tagatosa, lo taparemos con papel de aluminio para que no se queme por encima.

- Sacar del horno y verter el jarabe sobre el pastel para que se absorba. 

Preparación del jarabe

- Poner todos los ingredientes en el vaso y triturar 4 minutos, velocidad 7.

- Programar 10 minutos, varoma, velocidad 1. 

- Colar y verter el jarabe sobre el pastel.


Preparación tradicional

- Precalentar el horno a 180º.

- Sacar la pasta filo o brick del paquete, separar las hojas y dejarlas secar media hora.

- Preparar el jarabe. En una olla hervir en el agua el azúcar y la piel de las naranjas durante 15 minutos aproximadamente. Dejar enfriar. 

- En un bol o en un robot, batir los huevos, el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Añadir el aceite, el yogur, la levadura y la piel de las naranjas. Volver a batir y reservar.

- El resto, como en la preparación con TMX.

Nota:

- Tras haberlo probado y gustarme mucho, a pesar de los cambios que le he hecho, aconsejo, si no lo vais a tomar todo, preparar la mitad en un recipiente más pequeño porque al día siguiente, aunque el sabor es el mismo, ya no tiene la misma pinta.

Bon profit!

7 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Pepitos de l'Horta

49 Comentarios


Los pepitos son unos panecillos rellenos de pisto, rebozados y fritos que se consumen en la Huerta de Valencia, es decir, en los pueblos que rodean a la ciudad y en ésta misma. Para ello, se necesitan unos panecillos de tamaño pequeño, porque si fueran más grandes, ¡menuda bomba!. Yo al no ser de esta zona, no los conocí hasta que llegué aquí y tardé mucho en probarlos. Están muy ricos, pero no los hago porque son demasiado pesados para mi dieta.

De todas formas, dando vueltas por diferentes blogs, descubrí el blog de Xelo Mir, Sucadetes y encontré esta receta de pan para pepitos o para pequeños bocadillos, especiales para los niños.

Ella utilizó una receta de Xavier Barriga (PAN. Hecho en casa y con el sabor de siempre. Ed. Grijalbo. Barcelona, 2010) y según dice, la va cambiando según le parece.

Yo le he cogido prestada la receta y lo que he cambiado es el modo en el que combina los ingredientes en la TMX y el modo de cocción porque ya tengo mis trucos para mi horno y me va bien así.

Gràcies Xelo per la recepta. De segur que la faré més vegades.

Espero que os gusten estos pepitos y si os atrevéis a hacerlos, he hecho una búsqueda y aquí tenéis una receta que podéis seguir. Menuda pinta tienen.
Ingredientes

- 500 g de harina de fuerza
- 10 g de sal (yo ½ cucharadita)
- 300 g de agua mineral
- 5 g de levadura fresca
Preparación en TMX

- Verter el agua en el vaso y programar 1 minuto, 37º, velocidad 1.

- Añadir la levadura y mezclar 5 segundos, velocidad 6.

- Añadir la harina y la sal. Programar 8 minutos, velocidad espiga. 

- Sacar la masa y ponerla en un bol untado con aceite. Cubrir con papel film también untado en aceite y tapar. Dejar reposar de 30 a 40 minutos. Yo si puedo, los dejo un poco más, hasta 1 hora.

- Sacar la masa del bol, colocar sobre una superficie enharinada y desgasificar, amasando bien con la palma de la mano, plegando la masa, estirándola y volviéndola a plegar durante varios minutos.

- Dividir la masa en porciones de 80 g. Darles forma de panecillos. Los míos eran más alargados que los de Xelo. A vuestro gusto.

- Colocar en una bandeja de horno, cubierta con papel sulfurizado y tapar con un paño húmedo. Cuidar que estén separados entre sí. Dejar leudar unos 15 o 30 minutos más.

- Hacer los cortes con un cuchillo afilado y mojado en agua. Pintar los panes con agua o pulverizar agua sobre ellos. Si queremos, podemos espolvorear harina tamizada sobre ellos.

- Precalentar el horno a 230º, poner un recipiente con agua en la base del horno.

- Colocar la bandeja en el horno. Bajar la temperatura a 200º y poner calor abajo los 10 primeros minutos. Al terminar el tiempo, poner calor arriba-abajo y programar 10 o 15 minutos más, o hasta que los veamos dorados.

- Dejar enfriar en una rejilla.

Preparación tradicional

- Hacer un volcán con la harina y la sal. Ir echando agua, poco a poco. Amasar bien.

- Desleir la levadura con un poquito de agua y echarla a la masa.

- El resto, como con la TMX.

Bon profit!

49 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Compota especiada de manzana y membrillo, con o sin azúcar

38 Comentarios


Esta compota está muy rica. Es otra manera de aprovechar el membrillo cuando está en su mejor época o cuando los compramos y como duran mucho en buen estado, los tenemos ya muy maduritos. Como ya está llegando el tiempo de los membrillos os pongo esta receta también muy sana. La preparé el año pasado pero no la publiqué y la pienso repetir todas las veces que me apetezca.

El ponerle especias depende del gusto de cada uno. Si no nos gusta muy fuerte, podemos añadir sólo la vainilla, la canela y el azúcar. Yo he sido atrevida y le he añadido especias que compré por internet para hacer un “pain d’épices” que todavía no he encontrado el momento de elaborar. 

La cantidad de azúcar también es a vuestro gusto. Yo le he puesto 10 g de tagatosa y no estaba muy dulce, lo he preferido así porque quería que predominaran los sabores de las especias.

Con estas proporciones de ingredientes, no sale mucha cantidad, pero también es verdad que si lo hacemos en el cestillo, no cabe más. Se podría poner la fruta en el varoma que tiene más capacidad. No he querido cocer la fruta con el agua directamente para que no perdiera sabor, pero también es una opción.

Espero que os guste.


Ingredientes (sale un bote de compota)

- 1 manzana grande (160 g, yo he puesto golden)
- 2 membrillos grandes (350 g)
- 1 litro de agua
- azúcar / tagatosa (a gusto)
- ½ cucharadita de vainilla en polvo
- 1 cucharadita de especias (canela, jengibre, anís, nuez moscada, clavo, anís estrellado) 

Preparación con TMX

- Pelar los membrillos, quitar el corazón y cortarlos en trozos.

- Poner 1 litro de agua en el vaso. Programar 5 minutos, varoma, velocidad 1.

- Poner los membrillos en el cestillo y cocer 20 minutos, varoma, velocidad 2.

- Pelar y cortar en trocitos la manzana.

- Añadir la manzana. Programar 10 minutos, varoma, velocidad 2.

- Con la ayuda de la espátula, extraer el cestillo y colar el líquido.

- Volcar las frutas en el vaso de nuevo, añadir las especias y el azúcar o la tagatosa y triturar 30 segundos, velocidad 8 (más o menos, según la consistencia deseada).


Preparación tradicional

- Pelar los membrillos, quitar el corazón y cortarlos en trozos, ponerlos a cocer en una cazuela con agua azucarada, añadir la vainilla y las especias. 

- Cocer durante unos 15 o 20 minutos. 

- Pelar la manzana, separar el corazón y cortarla en trocitos, ponerla con los membrillos hasta que todo esté bien cocido.

- Batir todo hasta conseguir la consistencia deseada, con o sin trocitos. 

Notas:

- Se puede envasar en botes y hervirlos en una olla durante 25 minutos.

- Aunque yo la comí a cucharada limpia, puede ser una buena compota para acompañar platos con pollo.

Bon profit! 

38 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Arroz caldoso de pescado BBSS

18 Comentarios


Este es un arroz elaborado para mi propio reto. Al no haber otro objetivo mas que el de conseguir un montón de recetas BBSS, ¿cómo no iba a participar una valenciana con un arroz, bueno, barato, sencillo y sano?. Lo he preparado hoy y justamente hoy, no tengo un buen día, pero cocinar es lo primero ¿verdad?.

Cuando encima de lo sencillo y de los ingredientes usados, mi hijo me ha dicho: "Mamá, está muy bueno" y se ha comido casi todo el recipiente, la alegría es grande.

¿Seré la primera en participar en su propio reto?. ¿Tengo que escribir un comentario para que me llegue a mi email?...

Me ha resultado raro cocinar sin la TMX, pero es cierto, que un arroz de forma tradicional, aunque sea tan sencillo como éste, queda delicioso y si es por una buena causa…


Ingredientes para 2 personas

Para el caldo de pescado

- cabezas y espinas de merluza o de pescadilla o pescado de roca para hacer caldo
- 1 tomate
- 1 ramita de perejil
- 1 cebolla
- 1 patata
- 1 chorrito de aceite
- 1 litro y medio de agua

Para el arroz


- 1 cebolla pequeña
- 120 g de pimiento rojo
- 30 g de aceite de oliva
- 2 tomates de pera pelados
- sal
- ½ cucharadita de pimentón dulce
- ½ bolsa de preparado para paella o sopa de marisco (congelado)
- 700 g de caldo de pescado
- 150 g de arroz de grano redondo
- colorante alimentario (opcional)


Preparación tradicional

Del caldo de pescado

- Lavar el pescado e introducirlo en una olla.

- Añadir el resto de ingredientes y cubrir con agua.

- Cocer a fuego medio unos 20 minutos. Colar con cuidado y reservar.

Del arroz

- Poner en la olla la cebolla, el pimiento y el tomate bien troceados.

- Añadir el aceite y sofreír a fuego medio, removiendo a menudo con una cuchara de madera hasta que se haya ido consumiendo todo el jugo del sofrito. 

- Añadir el pimentón sin dejar de dar vueltas con una cuchara de madera.

- Pesar y añadir el arroz. Rehogarlo unos minutos.

- Agregar el caldo de pescado y el preparado para paella y dejar hervir de 15 a 18 minutos. Comprobar la cocción y añadir unos minutos más si es necesario. Dependerá del tipo de arroz y de cómo nos guste. Durante la cocción, añadir el colorante alimentario (opcional).

- Probar de sal y añadir más, si así se desea.

- Este arroz tiene que quedar caldoso por lo que se deberá servir inmediatamente ya que si no lo hacemos así, el arroz absorberá el exceso de líquido y se pasará.

Notas:

- En el caldo también se puede añadir la parte superior de los lomos, así después podemos aprovechar esa carne y tomarla con las patatas y un poco de mayonesa.

- Es muy importante sofreír muy bien las verduras, cuidando que no se quemen.

- Se pueden separar las gambitas del preparado y añadirlas en los últimos 5 minutos para que no queden demasiado secas.

Bon profit!

18 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Panecillos sin amasado a mi manera

21 Comentarios


Cuando no tenemos tiempo y encontramos una receta rápida y que nos saca del apuro, solucionando nuestra adicción a comer pan casero, tener esta receta a mano, nos será de utilidad.

Espero que os guste.
Ingredientes

- 425 g de harina de fuerza
- 1 cucharadita de azúcar o de miel
- 7 g de levadura seca
- 8 g de sal
- 275 g de agua mineral
- 60 g de leche

Preparación en TMX

- Poner en el vaso el agua y la leche y programar 1 minuto, 37º, velocidad 1. 

- Añadir la harina, la levadura y el azúcar o la miel. Programar 6 segundos, velocidad 6.

- Sacar la masa del vaso, ponerla en un recipiente untado en aceite, tapar con papel film o un paño.

- Dejar reposar 30 minutos.

- Dar forma a los panecillos. Yo los hice redondos.

- Colocar los panecillos sobre una placa de horno cubierta de papel sulfurizado. Espolvorear harina tamizada con un colador por encima de los panecillos.

- Precalentar el horno a 220º diez minutos antes de hornear los panecillos y colocar un recipiente con agua. Pulverizar las paredes del horno también con agua.

- Hornear unos 20 minutos.

- Dejar que se enfríen sobre una rejilla.
Preparación tradicional

- En un recipiente, mezclar la harina, el azúcar o la miel y la levadura.

- Añadir el agua y la leche previamente calentadas en el microonda (unos 40°).

- Mezclar rápidamente con una cuchara de madera.

- El resto, como en la preparación con TMX. 

Bon profit!

21 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Mermelada de melón con almendra y cacao disfrazados, sin azúcar

22 Comentarios


A base de disfrutar y regalar mermeladas de "melón y…" no he dejado de probar posibilidades. La Mermelada turrón fue todo un éxito tanto en casa como para las personas a las que se la regalé. Después la de Melón y avellanas sin azúcar y la primera, La confitura de melón y canela.

En esta receta he seguido la misma manera de proceder que con la receta Falso membrillo de melocotón al moscatel. Como veis queda una textura gelatinosa y eso que la de melocotón era con azúcar y esta receta no.

Justo ayer me dije, ¿Por qué hacer otra de melón con un poco de chocolate?.

Así, colaboro en el Recetario Mañoso de este mes. 

La anfitriona, Carolina, ha elegido el chocolate. Es la primera vez que participo. 

Espero que os guste. Todavía hay melones en el mercado.


Ingredientes

- 750 g de melón en su punto de maduración
- 30 g de almendra molida
- zumo de 1 limón pequeño
- 185 g de tagatosa (unos 300 g de azúcar como mínimo)
- 2 a 3 cucharaditas de cacao puro en polvo sin azúcar (valor)
- 2 cucharaditas de agar-agar en copos

Preparación TMX

- Si no tenemos la almendra molida, la trituramos con 2 golpes de turbo muy cortos. Reservar.

- Cortar el melón en trozos y pesar 750 g. Ponerlo en el vaso y agregar el zumo de limón y la tagatosa o el azúcar.

- Triturar 3 segundos, velocidad 5.

- Programar 30 minutos, 100º, velocidad 1. Poner todo el tiempo el cestillo.

- Añadir el agar-agar y programar 10 segundos, velocidad 5. Después programar, 3 minutos, 100º, velocidad 1. Seguimos colocando el cestillo encima de la tapa.

- Remover con la espátula, añadir el cacao puro y programar de nuevo 3 minutos, varoma, velocidad 1. 

- Verter rápidamente en botes previamente esterilizados en agua hirviendo, llenar hasta el borde y tapar.


Preparación tradicional

- 12 horas antes de realizar la mermelada o la noche antes, se quita la piel y las pepitas del melón. Se trocea y añadimos la tagatosa o el azúcar, capa de trozos de melón, capa de tagatosa o azúcar. Lo dejamos macerando en la nevera.

- Con el robot que tengamos se pican las almendras. Se reservan.

- Se mezcla el melón con las almendras. Se pone en una olla a fuego lento y se va removiendo, de vez en cuando.

- Añadimos el zumo de limón, el cacao y el agar-agar.

- Dejamos cocer más o menos 1 hora y media más o menos a fuego lento o hasta que poniendo una cucharadita en un plato que hemos puesto en el congelador, la mermelada se desliza con dificultad en él. 

- Pasamos la batidora y volvemos a poner al fuego para que hierva de nuevo.

- El resto, como en la TMX. 

Notas:

- Es una mermelada muy poco dulce y se notan los tres ingredientes a la vez. Si queréis que predomine más el sabor a chocolate, le podéis añadir un poco más, pero al ser tan amargo, hay que tener cuidado para que no mate totalmente el sabor del melón. Si queréis añadir más almendra, simplemente, se notará más en la textura. Si queréis elaborarla con azúcar, sólo tenéis que duplicar la cantidad.

- El agar- agar da una consistencia diferente a la mermelada, queda como más gelatinosa, pero no por eso es menos rica y por supuesto, es más sana.

- No es necesario poner los botes boca abajo porque al llevar agar-agar, se suele quedar pegada a la tapa. Es mejor hervir los botes al baño maría unos 25 minutos si no la vais a consumir en seguida. Así nos quedamos más tranquilos de que no se va a estropear.

Bon profit!

22 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Mi primer pan con panificadora, una pequeña traición

29 Comentarios


Sabéis que llevo haciendo pan con la TMX hace muchos años, me resistía a comprar una panificadora e incluso no me importa hornear pan en verano y que conste, que este verano, hasta en la playa, ha sido muy pesado encender el horno, porque el calor ha sido insoportable. Jose me habló de que salía a la venta la panificadora de Lidl y la verdad es que me entraron ganas de comprarla. Después de hacerle unas cuantas preguntas y de que él publicara esta receta de pan ya me convencí.

Así que aquí estoy con mi primer pan, que es el favorito de Jose. He hecho algunos más, aunque sintiendo que traiciono un poco a mi querida TMX. 

El resultado ha sido todo un éxito y la verdad es que no he pasado nada de calor. Lo he preparado dos veces, la primera tal cual Jose la publicó, pero la mantequilla no es adecuada para mí, así que le he tenido que hacer cambios.

Os pongo mis cambios en negrita. Gracias amigo Jose por la receta y por tu amabilidad siempre.
Ingredientes

- 550 g de harina de repostería
- 12 g de sal (1 cucharadita)
- 20 g de azúcar (1 cucharadita de tagatosa)
- 25 g de leche en polvo 
- 20 g de levadura fresca levital
- 300 ml de agua mineral
- 75 g de mantequilla reblandecida (50 g de aceite de oliva virgen extra)
- 2 cucharadas de salvado de avena

Preparación en panificadora Lidl

- Sacamos la cubeta de la panificadora, pesamos los ingredientes.

- Colocamos en la cubeta el agua, la mantequilla reblandecida o el aceite, la sal en un extremo de la cubeta y el azúcar en otro, sin que se toquen.

- Añadimos la harina, el salvado de avena, la leche en polvo y la levadura desmenuzada encima de la harina. Después la escondemos cubriéndola con la harina.

- Colocamos la cubeta en la panificadora.

- Enchufamos la panificadora y conectamos el programa de pan "normal", peso 1 kilo, y el tueste medio.
Preparación tradicional 

- De los 550 g de harina, apartamos 50 g para enharinar la superficie de trabajo y en ella, mezclamos la harina, la sal, el azúcar y la leche en polvo.

- Añadimos la levadura diluida en el agua. Amasamos durante unos 3 minutos aproximadamente e incorporamos la mantequilla reblandecida.

- Trabajamos la masa durante unos 10 minutos más. 

- La cubrimos con un paño y dejamos fermentar unos 30 minutos.

- Dividimos la masa en dos trozos iguales, les damos forma y los colocamos en moldes rectangulares espolvoreados con harina.

- Tapamos de nuevo y dejamos fermentar 1 hora más.

- Introducimos los panes en el horno precalentado a 220º durante unos 35 minutos.

Notas:

- Tal y como aconseja Jose y las instrucciones de la máquina, es conveniente, cuando termine el segundo amasado, quitar las palas amasadoras. Se desenchufa la panificadora, se saca la masa, o sin sacarla y con la ayuda de una espátula de silicona se quitan las palas. Se coloca de nuevo la masa en la cubeta o si no la hemos quitado, le damos la forma con las manos de nuevo. Se vuelve a enchufar y se pulsa el botón “start”. Esta operación también facilita el desmoldado del pan de la cubeta y que no se rompa.

- Aprovechamos también este momento para espolvorear el pan con harina por encima.

- En el pan de las fotos, le añadí un poco de harina integral, es mejor para mi dieta.

Bon profit!

29 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.