Renyons de masero de mi familia

27 Comentarios


Esta receta es una receta tradicional de la comarca del Alcoià-Comtat, en la provincia de Alicante y de ahí es mi familia paterna. Mi madre debió adaptar la receta añadiéndole longanizas porque el embutido de mi pueblo es delicioso. Nunca supe cómo los hacía mi abuela paterna. No recuerdo nada de qué cocinaba o cómo y eso que vivía debajo de casa. Así y todo, alguien de la familia de mi padre, debió transmitirla a mi madre. Se lo he preguntado, pero no lo recuerda.

La receta original es con tomates partidos por la mitad a los que se les añade, ajos laminados, perejil, aceite, sal y en muchos casos, piñones. No he encontrado ninguna en internet que lleve berenjenas, pero a mí, me gusta tanto así, que esta es mi versión familiar vegetariana de esta espectacular y rica receta. Una vez reeditada mi receta, hoy 7 de octubre de 2017, mi amiga Reme Sanz, que es alcoyana, me ha comentado por Facebook, que ella también le pone berenjena. Me ha alegrado saberlo.

“Masero” en valenciano, es labrador y tal vez de ahí viene el origen del nombre de la receta. Hay poca información al respecto, pero la actualizo porque he encontrado en el blog de Paloma, El tercer brazo, una explicación que me parece lógica. Paloma indica que “el término labrador viene de la Edad Media, cuando éstos se dedicaban a repoblar y cultivar las tierras conquistadas contemporáneamente a la lucha por las mismas entre moros y cristianos. Como es bien sabido, la planta de la que nace el tomate, crece naturalmente de manera rastrera… Si unimos ambas acepciones tenemos una imagen en la mente: Un labrador recogiendo el fruto de la tomatera, y eso directamente nos pone el dedo en la llaga: sus riñones”.

Es un plato que se puede servir como entrante, como acompañamiento e incluso, como me gusta a mí, como plato único. Una delicia gastronómica, con ingredientes de la tierra, bien sanos.

Podéis probar con tomates sólo, pero la combinación de sabores del tomate, junto con la berenjena y el resto de ingredientes, es delicioso.
Ingredientes 

No indico el peso exacto de ingredientes, ni tamaño, porque podéis hacer más o menos cantidad, adaptando también a el tamaño de verduras que tengáis en casa.

- 1 berenjena grande
- 6 tomates rojos medianos
- 5 o 6 dientes de ajo
- perejil fresco
- piñones
- aceite de oliva virgen extra
- sal

*una fuente apta para horno

Antes de empezar…

- Cortar la berenjena en lonchas. 

- Poner las berenjenas en un bol grande. Colocar encima un plato que sea más pequeño que el totalmente cubiertas. 

- Dejar las berenjenas a remojo durante dos horas como mínimo. Sacar del bol y colocar sobre papel absorbente.

- Cortar los tomates en lonchas gruesas.

- Picar el perejil menudo.

- Pelar los ajos, quitar el germen y cortar en lonchas.

- Precalentar el horno a 200º.
Preparación tradicional

- Verter aceite en la fuente que vayamos a utilizar. Extender bien.

- Colocar las lonchas de berenjena en la fuente. Si tenemos mucha cantidad, rociar cada capa con aceite y sal.

- Colocar la lonchas de tomate encima de las de berenjena y volver a rociar bien con aceite y sal.

- Distribuir las lonchas de ajo y el perejil y los piñones.

- Tapar la fuente con papel de aluminio, introducirla en el horno precalentado y hornear hasta que la berenjena esté blanda.

- Quitar el papel de aluminio y seguir el horneado hasta que esté todo dorado o tostado. A mí me gusta bien tostado.

Notas:

- Me gusta tapar la fuente durante gran parte de la cocción porque no sólo consigo que se mezclen los sabores, sino que, además, reduce el tiempo de cocción. 

- La berenjena necesita un poco más de aceite que el tomate y es necesario que haya perdido todo el amargor. Es por eso, que el tiempo de remojo, tiene que ser suficiente.

Bon profit!


27 comentarios:

  1. Mi querida Marisa, estas recetas de familia, ya sabes que me encantan.
    Y a mí es que todo lo que lleve tomate, ya me tiene rendida, porque me encanta. Una receta original, por lo menos para mí que no la conocía, me ha encantado los piñones, qué lujazo de sabores.
    Besotes gordos, mi niña, que tengas buen día.

    ResponderEliminar
  2. Mmmm que rico y saludable!!
    las recetas tradicionales heredadas son las mejores!

    ResponderEliminar
  3. Marisa no tienes perdón, esta receta tan genial la tenias que haber publicado hace meses.
    Me encanta tu renyons de massero, pero sabes, te perdono la tardanza, al menos en Madrid hace el suficiente calor para poder tomar este asado de cena, aunque con las longanizas me pega más en caliente.
    De cualquier modo los piñones creo que le dan un punto crujiente genial.
    Bss.

    ResponderEliminar
  4. jooo que receta más buena, me encantan este tipo de platos que ya hacían nuestros padres y si son así con tanto sabor y colorido mucho más.
    un besoteeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  5. Marisa que bueno aunque cuando lei riñones ... que eso no lo como.. pero, ya veo que no tenia nada que ver el nombre que le dan con la receta, me parece fantastica pues tengo tomates de casa y la longaniza de Aviles que es buenisima seguro que la hare me ha encantado
    !!!! un besin !!!!
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  6. Ay que rico!! A la noche no puedo pero mediodia seguro!! Besos

    ResponderEliminar
  7. como me gustan estos platos tradicionales y familiares! se ve muy rico y sabroso, tengo que probarlo! bicos

    ResponderEliminar
  8. aaa,pero que ho poses mesclat la bergina y les tomaques??!!,,que boo..ho provare,,,
    pero es deveres,,que per als renyons de masero,,"cada maestrillo tiene su librillo",,,
    io els he vist,,soles en all y julivert,,i tambe he vist les tomaques farcides de all,julivert,pinyons,,y toñina de sorra,que es com es feia abans....
    de cualsevol manera,,bonisims!..
    un beset!!,,,

    ResponderEliminar
  9. Nada mejor que las recetillas familiares. Estupenda receta. Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Sólo puedo decirte....¡¡¡GUAUUU!!! Me encanta la receta que nos ofreces hoy por muchas razones: Me gusta por su sencillez, por sus ingredientes(sin longaniza en mi caso,no puedo tomarla). Pero sobretodo por lo que significa para tí y por compartirlo con nosotros...Estas recetas son las mejores, gracias y un besito ;)

    ResponderEliminar
  11. Marisa estas recetas familiares son las mejores y que ricas tienen que estar estas verduritas
    besinos

    ResponderEliminar
  12. Pues encuentro que es un plato muy delicioso, Marisa.
    Todos los ingredientes me gustan, así que el éxito está asegurado...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Esta receta se ve muy rica, habra que probarla, bssssss.sefa

    ResponderEliminar
  14. Marisa cielo, cada vez creo mas que las recetas de antes son tesoros que tenemos que sacar a la luz, y es lo que tu has hecho con esta, seguro que te ha quedado como le quedaba a tu abuela de cine, que pinta mas deliciosa, y con longaniza ya para morirse , me ha encantado, Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  15. Mi querida Marisa, adoro todo lo que lleve tomate y ésta receta es una delicia, te ha quedado genial, tomo nota, tomo nota!!
    Se ve deliciosa!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
  16. Como me gustan las recetas "de la nostra terreta"! La cocina inglesa, tan de moda, tiene sus cosas ricas, pero como la mediterránea ninguna. El plato, además de saludable tiene una pinta buenísima. Encantada me servía una ración.

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Ummmmm buenísima Marisa!!Nuestras abuelas eran muy sabias ,con muy pocos ingredientes hacían unas recetas para chuparse los dedos..Gracias amiga por tu interés.No termino de encontrarme bien el todo ,haber si poco a poco consigo levantar el animo.Un beso enormeeeeeeee

    ResponderEliminar
  18. Por el título pensé que eran riñones, ya me parecía raro.
    Siendo una receta tradicional y con los ingredientes que lleva, piñones incluidos ha de ser un buen plato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Marisa, estas recetas tradicionales que pasan de generación en generación son las mejores y las más ricas, no la conocía y de doy las gracias por compartirla, me parece estupenda, por cierto mañana publico otra mermelada en el blog, a ver si te animas, mil besotes
    Sofía

    ResponderEliminar
  20. GUUUUAUUUUUUUU!!!! m'encanta Marisa, una recepta estupenda, d'aquestes que li agraden al meu marit... per no parar de sucar-hi pa!!!! ja ja ja ja ja.
    Petons, Sandra.

    ResponderEliminar
  21. Ya he llegado!! Me ha parecido una receta estupenda porque todos los ingredientes que lleva me encantan. Por supuesto que le añadiré una rica longaniza y te aseguro que no tardaré mucho a hacerla :)).
    Un besico

    ResponderEliminar
  22. Marisa, vaya receta más rica, por aquí no la conocíamos. Es muy resultona porque además tiene un color fantástico. Nos ha encantado.
    Un abrazo de Las Chachas.

    ResponderEliminar
  23. Yo no conocía esta receta y me parece muy rica ,las verduras me gustan mucho y aqui tenemos una longaniza tipica de Aviles que es muy rica.besinos

    ResponderEliminar
  24. Marisa que bien que rescates este tipo de recetas tradicionales, con el sello de familia. Ya sabes que es lo que más me gusta, cocinar los platos de toda la vida, y conseguir que en casa te feliciten porque sabe cómo antaño, cómo lo hacía nuestra madre o nuestra abuela, es la mejor recompensa.
    Me gusta la berenjena con todo, por eso, esto sí que pienso cocinarlo, sin excusas (no es un pan de los tuyos, que eso sí que se me hace cuesta arriba, jajajaja) ya te contaré lo que me gusta, porque sé que me gustará.
    Besos, disfruta de una buena tarde.

    ResponderEliminar
  25. Sencillamente genial. Además nos enseñas mucho de historia y de cultura. Un plato que merece la pena hacerlo. Impresionante. Me encantan las recetas con historia. Gracias.

    ResponderEliminar
  26. Una reedición estupenda 👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻😘😘😘

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.