Cocido a la nieve

13 Comentarios


Feliz Año 2017. Es día 1 y aunque sea uno de los días festivos, más importantes del año, Reciclando Sabores, no falta a su cita. La receta que os traigo hoy es muy especial porque forma parte de un libro que, nada más y nada menos, tiene 90 años. Me lo regaló mi madre, ella dice que lo ha visto toda la vida en su casa. El libro se llama, Formulario Práctico de Cocina y se publicó en la ciudad de Valencia en 1926. Está dividido en muchos apartados y contiene recetas muy originales, pero prácticamente todas, no indican cantidades, o están en onzas o libras; incluso, algunos ingredientes o utensilios de cocina, son desconocidos para mí.

Elegí esta receta, porque me parece que tiene un título precioso, es de reciclaje y perfecta para Navidad. Vamos a reciclar los restos de un cocido de Navidad. En Valencia y también en mi familia, es tradicional comer cocido el día de Navidad y, además, lo acompañamos de unas deliciosas “Pelotas de carne” caseras. Son como unas albóndigas de carne, del tamaño que cada uno desee, condimentadas con especias y piñones y que se cuecen en el caldo del cocido al que acompañarán al servirlo. El cocido con pelota, no falta cada año y siempre lo disfrutamos.

Se aprovechan los restos del cocido, o se prepara esta receta cuando preparemos, tal y como indica el libro, “un cocido ordinario”.

Esta vez es la primera en la que no voy a indicar posibles sustitutos de los “tristes de mi cocina”. Los ingredientes de un cocido, varían según las zonas e incluso, según los gustos y/o tradiciones familiares. Por lo tanto, sólo tenéis que saber, que lo original de esta receta, más sabiendo, que el libro es de hace 90 años, no son los ingredientes. El acabado final, cubrir todo, con claras bien altas, lo cambiaré cuando lo repita; yo las introduje en una manga pastelera y dibujé un enrejado, pero creo, que cubrir completamente todo con el merengue, es lo que indica la receta y me parece que el resultado final, será mucho mejor. En la receta por supuesto, no indica la cantidad de claras y también dependerá de la cantidad de cocido que tengamos. Yo batí tres claras y no fue suficiente. 

Espero poder ir publicando más recetas de este libro al que tengo tanto cariño y que ésta de Cocido a la nieve, os guste. Aprovecho para felicitaros de nuevo el Año Nuevo invitándoos a seguir visitando Thermofan, siempre que lo deseéis.
Ingredientes 

- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 
- 3 tomates medianos pelados y cortados en trozos 
- sal 
- carne de cocido desmenuzada 
- verduras de cocido desmenuzados 
- garbanzos 

Para el merengue 

- 6 claras a temperatura ambiente (la cantidad, dependerá de la cantidad de cocido) 
- una pizca de sal
- 3-4 gotas de limón
Preparación tradicional

- Trocear la carne del cocido, el tocino, chorizo o morcilla blanca, jamón… (si se utilizan). Reservar en una fuente.

- Trocear las verduras y mezclarlas con los garbanzos. Reservar en otra fuente

- Poner el aceite en una sartén. Sofreír el tomate.

- En este punto, lo que hice, fue sacar la mitad del tomate frito y reservarlo en un bol.

- Agregar a la sartén el contenido de la fuente de carne. Freír y verter en una fuente apta para horno.

- Incorporar el resto de tomate a la sartén y añadir el contenido de la fuente con las verduras y garbanzos. Freír y verter en la fuente en la que teníamos la carne.

- Batir las claras a punto de nieve firme con una pizca de sal, y cuando estén bien altas, cubrir la fuente. 

- Introducir la fuente en el horno hasta que el merengue esté dorado.
Montaje de las claras en TMX 

- Poner la mariposa en las cuchillas. 

- Verter las claras junto con la pizca de sal y las gotas de limón en el vaso bien limpio y seco. l 

- Programar 6 minutos, velocidad 3 y ½. Comprobar que al volcar el vaso, las claras no se desmoronan y si no es así, programar uno o dos minutos más a la misma velocidad. Es importante, quitar el cubilete cuando las claras ya no salpiquen, de esta forma, el merengue se airea y crece en volumen. 

Notas: 

- Tal y como he indicado arriba, yo sólo utilicé 3 claras, que introduje en una manga pastelera. Creo que, utilizar 6, cubriendo totalmente el pastel de cocido, puede quedar mucho mejor, e incluso, sorprender mucho más a nuestros comensales que no podrán ver que se trata de un plato salado y de ¡cocido! De todas, formas, dependerá, como también he indicado, de la cantidad de cocido que tengamos y del gusto de cada uno. 

- Las claras tienen que estar a temperatura ambiente. 

Bon profit! 

Para finalizar, os presento la receta de mi amiga y compañera de Proyecto, Rosalía: Una receta de unos útiles y sanos Cubitos de concentrado de verduras. Preparó una crema de verdura y se dio cuenta, de que los restos de limpiar las verduras eran abundantes. No las tiró, las lavó muy bien, retirando las partes más feas y las aprovechó para hacer estos cubitos, que son estupendos para preparar salsas. Recicló, mondas de patata, piel de tomate, piel de zanahoria y todas las partes más duras de repollo, acelga y judía verde. Me parece que os vais a apuntar a hacerlos, como yo. 

Os invitamos de nuevo, como cada mes, a dejarnos vuestras recetas de reciclaje. Tenéis desde hoy hasta el 15 de enero. 

En la parte inferior está la herramienta que utilizaremos cada mes y que de forma muy sencilla os facilitará colgar vuestra receta. 

Pinchad en Inklinkz (en azul) y seguid las instrucciones. En unos segundos, vuestra receta estará enlazada, tanto en Rossgastronómica como en Thermofan

Os esperamos. Muchas gracias.


13 comentarios:

  1. Buenos días y FELIZ AÑO, querida amiga.

    Doy fe de que el libro en cuestión existe y además esta el pobre un poco perjudicado. Claro que un libro nonagenario es normal que refleje la vida de uso que lleva.

    Me apunto el Cocido a la Nieve, desde luego es una presentación preciosa para reutilizar unos restos de cocido.

    Besos y un año más reciclaremos juntas.

    ResponderEliminar
  2. Querida Marisa, muy feliz año! Aqui estamos celebrando el reciclaje en estas fiestas navideñas en que siempre sobra de todo jajajaja. Me gusta mucho tu receta porque ademas me gusta mucho reciclar los restos del cocido, normalmente haciendo ropa vieja. En mi casa murciana tambien se hacia el cocido con pelotas para Navidad...pero desde que el alma mater de esa receta nos dejo hace unos años por el maldito cancer (era la mama de mi hermana pequeña) nunca mas se ha hecho :-( Un dia le hare un homenjae e intentare repetir su receta aunque no sera lo mismo...Un besito guapa y a celebrar el dia!

    ResponderEliminar
  3. Feliz Año 2017 Marisa, esos libros son verdaderos tesoros, el problema es que vienen en medidas que hace que se lie uno, fantastico reciclaje, bikiños

    ResponderEliminar
  4. Original es poco. Siempre son bienvenidas las propuestas para aprovechar la carne del cocido, que en casa somos dos y me las veo y deseo para reciclarlas. Me encanta la propuesta y ese libro es un pequeño tesoro. Alguno de esos pululan por mi casa...
    Feliz año nuevo, Marisa. Por fin se acabó mi temporada alta y estaré mucho más presente por aquí.
    Besos querida profe.

    ResponderEliminar
  5. Querida Marisa. ya veo que el año contigo comienza a todo tren, yo aún estoy digiriendo la cena de fin de año, y no sé todavía si podré estar aquí esta semana, espero sacar un rato para escribir.
    Ya sabes que los libros son mi pasión, me hubiera encantado ver una foto de esa joya gastronómica que seguro es tu libro, época en la que los buenos cocineros solo necesitaban cuatro ingredientes para hacer un plato de diez.
    Una presentación más que curiosa para los restos de un cocido, aquí en Sevilla se prepara la famosa pringá, con la carne y el tocino, y en el mejor de los casos algún que otro chorizo y morcilla, pero lo que sobra se hace en pepitos o montaditos, que calentitos están riquísimos. Incluso si lo que nos sobra solo es carne, se hace una tortilla con perejil, a la que se le pone una pizca de nuez moscada, y es uno de los bocados más ricos que te puedas imaginar, en el blog la tengo subida por si te apetece verla.
    Ya ves cada zona tiene sus costumbres, pero todas son perfectas para dar salida con originalidad y buen gusto, a unos restos de cocido, que de otro modo acabarían donde no deben.
    Besitos y a ver si me recupero de este resfriado tan grande y pienso en algo para tu reto.

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla de receta, para mi sorprendente, aunque me gusta y mucho, me parece muy atractiva y que rica no, en casa no hay libros de cocina así y ya me gustaría, ese libro tiene que ser una joya y cuanto me gustaría ojearlo...Besitos y feliz año Marisa

    ResponderEliminar
  7. Pero que maravilla! menuda receta tan bonita! y el libro tiene que ser una pasada :)

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa. Espero que hayas pasado unas estupendas fiestas y te deseo que el año que acabamos de estrenar te traiga todo lo mejor. Estoy seguro también que los Reyes Magos serán muy generosos contigo y te dejarán muchos regalos porque sin duda te los mereces.
    Estos libros antiguos son una joya. Yo también tengo uno que era de mi madre pero no tiene tanta antigüedad. Trae muchas recetas aunque como en el que tienes en algunas no figura cantidad ni por supuesto existen fotos, solo algunos dibujos pero en plan ornamental. Por desgracia no figura la fecha, no es de extrañar jj seguro que arrancaríamos algunas hojas.
    Muy curiosa esta receta. Lo de cubrirlo con las claras es una sorpresa y que aún sería mayor si como bien dices lo hubieras cubierto todo.
    Iba a preguntarte las fechas de Reciclando Sabores pero ya me he enterado al leerte. Lo modificaré en el enlace que tengo ya que no figuraban los días.
    ¡¡¡Feliz Año!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Marisa , feliz año , bueno ya te felicite por mas sitios jaja , la receta me encanta , la encuentro estupenda y original
    besinos

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Marisa!
    Feliz año para ti también. Que nombre más sugerente y qué tesoro el libro ese.
    Me imagino que como comentas, con el cocido totalmente cubierto sería más sorprendente, pero a mi me parece que ha quedado super apetecible así, con ese enredado y usando tres claras.
    ¡Una pasada de receta! Justamente hoy he comido el cocido que sobró el medio día de noche vieja, si llego a ver esta receta antes lo habría probado.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Una receta espectacular, Marisa! ¡Un plato de lujo! Me ha gustado muchísimo.....
    Besos y FELIZ DÍA DE REYES!
    Olga

    ResponderEliminar
  12. Feliz año guapa! Nosotros solemos hacer ropa vieja con el cocido, es lo que más gusta en casa, pero ese merengue por encima es muy original. Tiene que estar riquísimo. Besos guapi

    ResponderEliminar
  13. Marisa te estaba escribiendo y se me ha ido la conexión, así que no sé si habrá quedado reflejado el comentario anterior, por lo cual, vuelvo a ello.
    Primero que nada desearte un Feliz Año y mis mejores deseos para ti.
    Respecto al libro, son auténticos tesoros gastronómicos. También tengo uno en el que las medidas me traen un poco loca pero con recetas estupendas que más de una ocasión he puesto en práctica con el mejor de los resultados.
    Desdeluego este cocido es sorprendente, nunca se me hubiera ocurrido utilizar el merengue para este menester.
    Gracias por compartir tanta receta y tan buena. Ahora me paso a ver las demás.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.