Salsa de verduras veraniegas asadas

18 Comentarios


Después de tanta receta dulce y tanto reto y concurso, vamos a cambiar de tercio. Esta receta estaba esperando en borradores desde el verano pasado. Como dentro de poco, irán apareciendo en nuestros mercados, buenos tomates y otro tipo de verduras de temporada, es la hora de presentaros esta salsa, que al menos a mí, me gustó mucho. Inventar una salsa con ingredientes frescos y de temporada es un gusto. En ésta, los principales ingredientes están asados. Cuando los tomates, los pimientos y las berenjenas están en su mejor época de maduración y por supuesto, de sabor, siempre los aso, porque me gusta tener siempre para utilizarlos en diferentes platos o simplemente, aliñados. No necesito que nadie en casa se apunte, me los como yo sola y disfruto. En casa, siempre formaron parte de nuestras cenas veraniegas.

Pocas veces compro una salsa de tomate y si lo hago, ni la pruebo. Para mí, están demasiado cargadas de aceite y de sal y no me gusta el sabor. En el blog tenéis diferentes salsas en las que el tomate es el principal protagonista. En ésta, se me ocurrió utilizar tomate, berenjena y pimiento asado y los combiné con otros ingredientes, que le proporcionan color y mucho sabor.

La trituré mucho, pero si os gusta con tropezones, también estará muy buena. 

Espero que os guste. Es diferente a cualquier salsa que hayáis probado. Un poco de color y sabor veraniego, no nos viene nada mal. 
Ingredientes para 3 botes de 350 ml

- 20 g de ajo (5 dientes grandecitos)
- 400 g de cebolla dulce
- 40 g de aceite de oliva auberquina
- 145 g de tomate asado
- 400 g de berenjena asada
- 200 g de pimiento asado
- 2 hojas de laurel
- 3 cucharaditas de postre de sal
- 1 cucharadita de postre de azúcar
- ½ cucharadita de postre de pimentón de la Vera
- 3 cucharaditas de postre de tomillo seco
- pimienta negra (a gusto)
- 10 g de vino tinto

Antes de empezar…

- Asar los tomates, berenjenas y pimientos, si no los tenemos. Quitarles la piel y las pepitas.

Preparación en TMX 5

- Poner en una cacerola la cebolla picada, los ajos y el aceite de oliva en el vaso. Programar, 6 segundos velocidad 5. Bajar restos con la espátula. A continuación, programar, 5 minutos, varoma, velocidad 1. No poner el cubilete, sino, el cestillo sobre la tapa, para que evapore. 

- Agregar el resto de ingredientes y cocer 50 minutos, 100°, velocidad 1, colocando también el cestillo. Después, agregar el vino y programar, 10 minutos, 100°, velocidad 1.

- Triturar programando, 3 minutos, velocidad 8.

- Verter en botes previamente esterilizados y colocarlos boca abajo y sobre un paño de cocina.
Preparación tradicional

- Pelar la cebolla y los ajos. Picarlos menudos. 

- Verter el aceite en una cacerola. Cuando esté caliente, agregar los ajos y la cebolla. Sofreír hasta que estén blandos.

- Agregar el resto de ingredientes, menos el vino y cocer durane 50 minutos, más o menos. Después, agregar el vino y continuar la cocción, durante unos 10 minutos.

- Triturar hasta obtener la textura deseada.

- Verter en botes previamente esterilizados. Tapar los botes y dejar que se enfríen. Como la salsa habrá perdido temperatura durante el triturado, volver a hervir los botes. Ver notas.

Notas:

- El tiempo de cocción es largo debido a que las verduras, aunque algunas están asadas, desprenden líquidos y necesitan tiempo para evaporarse y que la salsa espese.

- La cebolla me gusta más que sea dulce. Utilicé una cebolla de Fuentes que me habían regalado.

- El laurel y el pimentón, confieren un sabor especial a la salsa, que puede que no guste a todo el mundo. Se pueden obviar, en este caso.

- En el caso de preparar la salsa de la forma tradicional, es mejor esterilizar los botes tras el triturado. Colocar un paño de cocina viejo en la base de la olla con el fin de que los botes no se golpeen con la base o entre ellos. El paño se puede colocar de forma que quede un poco subido entre los botes.

- Si la salsa no se va a utilizar en mucho tiempo, es mejor conservar los botes en la nevera. Para más seguridad, se puede añadir al final de la cocción 10 g de ácido salicílico, de venta en farmacias.

- He indicado que la hice en el TMX 5 por si tenéis que reducir las cantidades.

Bon profit!

18 comentarios:

  1. ¡Buenos días Marisa!

    Tu blog se viste de colores y sabores de temporada para dar la bienvenida a esta nueva semana de mayo ¡y yo encantada! Soy muy fan de cocinar con los productos de temporada y reconozco que el verano es una época muy propicia para tales menesteres.

    A mí tampoco me importa que nadie se apunte a las verduras ¡más para mí! y desde que hice mi primera salsa de tomate casera en rara ocasión he comprado un bote preparado ¡muy apurada me he tenido que ver!

    Me gusta mucho tu receta ¡tengo que probarla! la presentación es inmejorable ¡y muy atractiva!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí Marisa, deseando que lleguen los tomates con sabor.
    Este tipo de salsa siempre vienen bien para tenerlas ya preparadas y listas para su uso.

    Bss

    ResponderEliminar
  3. Marisa como puedes imaginar, en casa preferimos la salsa de tomate con los del huerto de mi padre, que dependiendo de como se de la cosecha, cada año puede ser más o menos abundante. Precisamente el verano pasado fue escasa, y aunque sí pudimos disfrutar de unos cuantos platos, no dió suficiente como para hacer conservas. Por cierto que mis padres han elaborado toda la vida las conservas en verano, y el mejor método de conservación sin necesidad de añadir ningún componente químico, es hervir los botes durante 20 minutos, y dejándolos enfriar dentro de ese agua, una vez fuera los secamos bien, se guardan en la despensa sin que les de la luz, y al menos hay que esperar quince días antes de consumirlos, es importante seguir estos pasos, así te garantiza que no existan bacterias y no corras riesgos para nuestra salud. Por eso yo lo sigo haciendo, incluso con las mermeladas.
    Me encanta ese sabor a verduras asadas, seguro que tu salsa es un placer comerla, la pondré en práctica en cuanto tengamos nuestra primeras verduras.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Buen día Marisa, me apunto a todas las salsas caseras que existan y más si son de estos sabores y colores tan bonitos, me recuerda un poco la salsa harissa por el lindo color. Claro que este tiene una textura fina que no tiene comparación. Muchas personas a veces prefieren por "practicidad o falta de tiempo" según argumentan comprar las salsas hechas, pero nada que ver!!!, basta con mirar los ingredientes donde la gran mayoría son innombrables cosas que no tenemos la menor idea que son, además de conservantes y lo peor generalmente el azúcar encabeza la lista y si no, la sal. En fin que yo tampoco las consumo, para hacer recetas con ese toque tan rico la base esta en este tipo de salsas caseras en las que sabemos que llevan y a las que les podemos poner ese toque de sabores que más nos gustan. Simplemente no tienen comparación con nada!!!!!, me encanta tu salsa y a guardaré porque ya la estoy viendo en varias recetas feliz, saludable y dando hermosos visos de colores.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Esta salsa tiene sabor a verano y un color espectacular como todo lo que haces. Que tengas una buena semana. Bs

    ResponderEliminar
  6. ¡¡ Una exquisitez.....!! Con aroma y sabores veraniegos, me encanta.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa ! una salsa estupenda, como todo lo casero tiene diferente sabor de lo comprado ,yo hago mi salsa de tomate con la receta de mi tía de siempre ,esta que has preparado tiene que quedar muy bien con ese sabor que le da la verdura asada
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Un color precioso, dan ganas de comerla a cucharadas, me imagino el sabor tan rico que debe tener.
    No he usado nunca, mejor dicho, no sabía que vendían el ácido salicílico en las farmacias para conservar. Siempre se aprende algo nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa, me gustan muchísimo las verduras a sadas, ya sea para aliños o también en una gazpacho de verduras asadas que publiqué ace ya tiempo. Por eso sé que esta salsa es para mí, seguro que volaría de la mesa en nada de tiempo. Los tomates ya se están poniendo a punto y hay que aprovecharlos. Un beso!!

    ResponderEliminar
  10. Pues si que es una salsa diferente. Parece una salsa de tomate, pero la incorporación de la berenjena, el tomate asado, y el pimentón nunca lo he utilizado en una salsa de tomate y seguro que está buenísima. Además, con la Th es un momento. Ahora sólamente hace falta encontrar tomates sabrosos, que yo aunque lo intento, es algo imposible. Ni el raf (que en ocasiones encargo a Almería), aquí sabe a nada y lo pagas a precio de oro. Bueno, pues de todos modos, y a pesar el tomate, haré la receta :-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  11. Hola guapísima !!!
    No hace falta que me convenzas, solo ver las fotos y los ingredientes, esta salsa enamora. Yo también soy mucho de asar verduras, ultimamente me ha dado por los tomates en rodajas para acompañar cualquier carne o pescado, y si nadie se apunta ¿crees que me importa?
    Lo del tomate frito en casa es una espinita, porque mis hijos lo prefieren de lata, si si como lo oyes, el casero es solo para parte de la familia, pero te aseguro que ese nu nca lo tomo yo.
    Me ha encantado tu salsa mi querida Marisa, llena de color y sabor, sin duda fue un éxito cuando la preparaste.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa, las salsas de verduras me encantan, en general las verduras y es verdad que plato que acompañan se enriquece, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. No has tardado nada en convencerme para dar cuenta de esa tostada de pan con el queso y esta maravillosa salsa de verduras veraniega ,seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente , te ha quedado de relujo.
    Otra de tus maravillosas recetas que me tengo que llevar si o si a mi largisima lista de pendientes ,en cuanto tenga verduras del huerto lo hare nada que ver con las que se compran.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa, me encanta esta salsa y me la apunto ya, tiene un color precioso ya me ha enamorado y esas fotos maravillosas. me llevo la salsa a ver si la hago pronto.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  15. Me encanta esta salsa! Está genial para acompañar infinidad de platos y más saludable imposible. Así da gusto recibir el verano. BSS guapa!

    ResponderEliminar
  16. Querida Marisa,me llevo esta maravillosa salsa de verduras,con ella visto mi mesa de primavera......y de maravilloso sabor
    Sencillamente deliciosa¡¡¡¡¡
    Muchos besitos ,muac,muac¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa !
    Una salsa buenísima sin lugar a dudas.
    En casa tampoco nos gustan las salsas de tomate caseras, demasiado fuertes de sabor , asi que siempre las preparo caseras y las disfrutamos el doble.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  18. Doncs té un color ben xulo i si és casolana, millor que millor!!! M'agraden tots els ingredients: la provaré perquè sóc fan de tot el que sigui fet a casa.
    Una abraçada

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.