Crackers rústicas de espelta y tomate seco

18 Comentarios


Un día, el pasado mes de octubre, me levanté con ganas de romper la rutina y al ver que estaba lloviendo, me apeteció ponerme a hornear. Después, al mirar por la ventana, aunque entraba muy poca luz, me puse con las fotos. La lluvia invitaba a fotografiar a pesar de que el reto era complicado. No salieron preciosas las fotos, de hecho, sólo salvé ésta, pero me gustó y no quiero dejar de compartirla. A saber, cuándo vuelve a llover. Al fin y al cabo, la lluvia es mensajera de recuerdos y melancolías. Algún recuerdo y alguna melancolía, se pasaron por mi casa, por mi mente, esa mañana preciosa de lluvia.

Estas crackers de espelta y tomate seco aderezadas con hierbas provenzales, las repetiré en cuanto pueda porque me gustaron muchísimo. Lo bueno de este tipo de masas, tipo cracker o panes planos, es que podemos modificarlas utilizando todo tipo de ingredientes a nuestro gusto.

Os invito a prepararlas. No quedará ni una miga.

Feliz día festivo, feliz resto de puente.
Ingredientes

Ingredientes de la masa 

- 275 ml agua caliente (que no hierva) 
- 1 cucharadita de azúcar de abedul o azúcar 
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra 
- 200 g harina de espelta integral bio 
- 30 g de harina de centeno integral bio 
- 130 g de harina de fuerza 
- 3.5 g de levadura seca de panadería

Ingredientes aderezo 

- 50 g de tomates secos 
- hierbas provenzales a gusto 
- escamas de sal (no le puse) 
*un bol grande 
*papel sulfurizado 
*un rodillo, el mío pequeño y de acero inoxidable 

Antes de empezar… 

- Calentar el agua, sin que hierva. Yo lo hice en la TMX. 

- Precalentar el horno a 200º según vuestro horno. 

- Yo puse los tomates enteros y los trituré muy poco, pero si no queréis trozos grandes, es mejor triturarlos con antelación con golpes de turbo o a mano. 

- Cubrir la bandeja de horno con papel sulfurizado. Necesité dos bandejas y dos hojas.

Preparación en TMX

- Poner el agua en el vaso y programar, 3 minutos, 90º, velocidad 1. 

- Agregar el aceite y el azúcar de abedul o el azúcar. Programar, 3 segundos, velocidad 3. 

- Incorporar las harinas, la levadura y los tomates secos. Programar, 10 segundos, velocidad 6. Comprobar si hace falta añadir harina y programar de nuevo, 10 segundos, velocidad espiga. No quise programar más tiempo porque es una masa que no tiene que amasarse demasiado. 

- Comprobar si la masa se despega de las paredes y queda húmeda y pegajosa. En la base, se pegará un poco, pero es mejor que no quede dura.

Preparación tradicional

- Medir el agua caliente, añadir el azúcar de abedul o el azúcar y el aceite. Mezclar bien.

- En un bol poner los tres tipos de harina junto con la levadura seca y los tomates triturados a gusto. 

- Verter la mezcla de agua con el aceite y azúcar.

- Con la mano limpia en forma de garra remover bien, mezclando sólido y líquido. Comprobar si la masa se despega de las paredes y queda húmeda y pegajosa. Si es necesario, añadir harina y amasar un poco más. Es una masa que no tiene que amasarse demasiado.

Leudados y formado 

- Untar las manos con un poco de aceite, sacar la masa y colocarla en un bol espolvoreado con un poco de harina. Tapar el bol con papel film untado con aceite y dejar leudar como mínimo una hora o hasta que doble su volumen en un lugar cálido y seco. Al llevar tanta espelta, no crece tanto, pero a mí, me subió, tal vez porque hacía calor.

- Sacar la masa del bol y colocarla sobre la superficie de trabajo. 

- Dividir la masa en 6 bolas. Espolvorear la hoja de papel sulfurizado con un poco de harina de espelta.

- Estirar la primera bola de masa lo más fina que podamos con la ayuda del rodillo; no importa la forma que adquiera, ya que cuando más rústica más bonitas nos quedarán. Si se pega el rodillo y la masa se rompe, se unta éste con un poco de aceite. 

- Espolvorear las hierbas provenzales junto con una pizca de sal (yo no puse porque para mí los tomates secos ya están suficientemente salados). 

- Volver a pasar el rodillo por encima suavemente para que queden bien integradas.

- Volcar la masa sobre la bandeja ya cubierta con otra hoja de papel. 

- Para que la masa quede bien seca y crujiente, pinchar toda la superficie con un tenedor dejándola completamente agujereada. 

- Repetir la operación con el resto de masa. Según el tamaño, se necesitarán dos bandejas de horno.

Horneado 

- Hornear durante unos 10 minutos por un lado. Dar la vuelta y hornear otros 10 minutos aproximadamente por el otro lado para que nos quede bien seca. El tiempo dependerá de horno. 

- Sacar las crujientes del horno tras comprobar que la parte central ha quedado bien hecha. Los bordes tienden a hacerse antes que el centro. 

- Dejar reposar sobre una rejilla para que se enfríen. 

Notas: 

- Tanto, la harina de espelta, como la de centeno, necesitan menos amasado que la harina de trigo. Al llevar harina de fuerza, se facilita éste y se aporta gluten a la masa. 

- Aunque las masas con estas harinas, levan menos, a mí, tal vez, porque hacía calor, me llegó a subir. Es por eso, que recomiendo, aplanar muy bien con el rodillo y pinchar toda la superficie de la masa. El problema puede surgir al quedar la masa pegada al rodillo. Yo lo solucioné, untando el rodillo con aceite y haciéndolo con mucho cuidado. Al ser una masa tan húmeda, cuesta un poco de estirar y se pega con facilidad. 

- El horneado también es muy importante porque si el centro no queda hecho, no quedarán crujientes, sólo se tostarán los bordes. Esto influirá en la textura, si os quedan al día siguiente, porque notaréis que el centro queda blando y no se puede romper. Recomiendo romper en trozos antes de guardarlas en una caja metálica. 

- El levado dependerá de la temperatura ambiente. Yo tuve suficiente con una hora, pero es importante comprobar si ha aumentado su volumen y se puede dejar leudando hasta dos horas. 

- Se puede modificar el relleno y también el tipo de harinas, pero en este caso, habrá que modificar las cantidades. 

Bon profit!

Adaptación de la receta de Sabores y momentos.


18 comentarios:

  1. Hola Marisa, impresionantes!! ya me gustaría probarlas ahora mismo, entre las harinas y el aderezod, el sabor tiene que ser una delicia. Me las llevo a pendientes, aunque no se para cuando :) me han gustado mucho. Feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  2. Como nos tientas! buscando estamos un ratito para ponernos manos a la masa y poder probarlas.
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  3. He borrado sin querer el comentario de Marina, Recetas ParisFinas. Despistada que está una.
    Lo añado aquí.


    Hola Marisa! Qué crackers más apetecibles, esta mañana es lo primero que vi al entrar al facebook y empecé a babear jaja! Me encantan! Me quedan tomates secos que podría usar para realizar algunos de tu crackers porque son irresistibles la verdad mmm! Estoy usando mucho la harina de espelta últimamente y hasta hice masa para pizza el otro día con ella y solo utilice espelta y subió bien, no encontré ningún problema con ella ;) Un besote fuerte, me llevo unos cuantos de tus crackers que no me resisto!

    ResponderEliminar
  4. Los crackers son un vicio, pero estas además ya son pecado. Para empezar y no parar.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches Marisa, como siempre lo esplicas muy bien y da gusto ver tus recetas.Muchas gracias reina ahora desde Madrid.Bssss

    ResponderEliminar
  6. Mi Marisa, este tipo de galletas son una delicia me gustan mucho junto con los panes planos, se pueden hacer de mil formas y siempre quedarán diferentes y ricas, bocados que por fuera no se consiguen y resultan ser relativamente sencillas de preparar, tu foto ha quedado preciosa y agradezco que la traigas porque aquel día de lluvia con recuerdos de melancolía, nostalgia y chispas de luz entre estos crackers han hecho magia en la toma y como la receta una delicia para saborear, estos son de los bocados que guardo en un frasco hermético y que cada vez que el hambre reclama a la puerta... a comer crackers con ese rico sabor como esta propuesta que nos traes.
    Me encantan!, besito y feliz puente también por allá ^_^

    ResponderEliminar
  7. Siempre me sorprendes con algo diferente y rico.Estos crackers me vienen de maravilla , que siempre estoy picando a deshoras crespillos o galletitas saladas , esto es mucho mas sano. Así que voy a ponerme a amasar. Bs

    ResponderEliminar
  8. Con lluvia o sin lluvia deben de ser todo un placer estos crakers!!
    Y la foto preciosa como siempre!!

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  9. Como te entiendo aqui cuando llueve tambien es imposible hacer fotos ,me alegra que hayas podido salvar esa foto la cual habla por si sola ,no dudo lo mas minimo que esos crackers esten para ponerles un piso te han quedado de relujo no lo siguiente otra de tus recetas que me llevo a pendientes si o si.
    Te ha quedado un pan de relujo no lo siguiente.
    Por cierto por fin llueve aqui no sabes la falta que hacia.
    Bicos mil y feliz finde wapisima.

    ResponderEliminar
  10. Querida Marisa, llevo una semanita que para mí se queda, pero es venir a verte, y se me curan todos los males.
    Tus panes y masas, son un maná, que de buenas ganas me lanzaría a ellos, pero parece que los astros se alinean para ponerme la zancadilla, y hacérmelo cada vez más difícil, y si por si fuera poco, aún me vienen cosas peores que me dan ganas de mandarlo todo al garete; pero después tomo aire, me calmo, y pienso que todo lo negativo hay que alejarlo de una, y mirar al futuro siempre viendo el vaso medio lleno, nunca medio vacío.
    Tu crackers lucen fabulosos, me recuerdan a nuestras regañás sevillanas, pero con tomates secos, que deben dar un sabor alucinante.
    Besos y achuchones de todo corazón ♥

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Marisa! Al ver tus maravillosas crakers he recordado que tengo en borradores una paratha por publicar, porque tienen algo de similitud al ser panes planos.
    Has hecho una delicia de aperitivo que sería una pena no poder probar. No hacen falta más fotos para saber que te han quedado geniales. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa!! Aquí tenemos nuestras regañás, que son muy parecidas pero si los tomates. pero seguro que con éste añadido será imposible resistirse a ellas, de la misma forma que a tí no se te resiste ninguna masa. Te han quedado espectacculares. No sé si viene bien hacerlas pues se acabarán en un abrir y cerrar de ojos. Un beso muy grande y estoy encantada y contenta de verte activa!!!

    ResponderEliminar
  13. Marisa....però quina cosa més bona ens proposes! No dubtis gens ni mica en que les provaré de fer! M'encanten! Es veuen una autèntica delícia!
    Petonets i bona setmana,
    Olga

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa !!!
    Es verdad que la lluvia nos pone melancólicos haciéndonos atravesar una pared de intimidad con nosotros mismos que siempre es bien acogida.
    Por aquí estos días ha llovido bastante y menos mal , quien lo diría que por el Norte hacía falta agua , es increíble , asi que aunque sea un incordio se agradece sobremanera.
    De las crackers decirte que me han encantado , las tengo que preparar porque estas caseras siempre tienen mucho más encanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa! Se me hace agua la boca, una combinación genial, me encantará probar estos crackers.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Esa fotografía es perfecta te ha quedado preciosa, da un aspecto crujiente que invita a meter la mano para poder probarla y lo haría gustosamente ahora mismo, hoy apetece mucho hornear con este día gris, pero tengo la tarde ocupada con un taller de turrón si no me ponía ahora mismito.
    Un besito

    ResponderEliminar
  17. Osea, que estas son las fotos que tu haces, con lluvia y poca luz???? Qué preciosidad!!. Las crakers me han encantado, porque sabemos que disfrutamos metiendo las manos en harina. Tienen que estar imposible de parar de comer. Y los ingredientes, me parecen perfectos. Cuando las masas se complican hasta con aceite, yo lo soluciono amasando entre dos papeles de horno, porque el film me lo complica más ;-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  18. Que espectaculo de crakers Marisa!! te han quedado maravillosos y con una pintaza, nunca hice nada así y tengo ganas, pero claro en estos temas tu eres una experta. Y con el tema fotos en esta época del año me peleo no sabes cuanto, en Pontevedra con días como el hoy oscuro que parecía de noche y lloviendo a cántaros es imposible, aunque es lo que hay y como sale tiene que ir, que le voy a hacer, no tengo un estudio para esto...Besss

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.