Rosquilletas con pimentón de la Vera

52 Comentarios



A través de una amiga bloguera he conocido la propuesta lanzada por Inés del blog Aceite y chocolate. Os cuento:

Es dar a conocer la historia de Jontxu que es un niño muy especial. Ahora tiene 8 años y hace 2 le diagnosticaron LEUCUDISTROFIA una enfermedad genética neurodegenerativa. Esta enfermedad le ha causado innumerables limitaciones, pero sus padres decidieron luchar con todas sus fuerzas para que cada pequeño logro se convierta en un gran triunfo.
En su lucha y empeño por investigar sobre las enfermedades neurodegenerativas han creado The Walk On Projet que por medio de conciertos, eventos deportivos, actividades culturales, sociales y artísticas obtienen fondos para una beca de investigación.

Han lanzado un disco en el cual participa de forma activa como cantante y compositor el padre de Jontxu.

Los blogs participantes teníamos que publicar una receta el 29 de febrero ya que también es un día especial porque únicamente viene cada 4 años a visitarnos. 

He optado por una receta típica de mi tierra, ligada a los momentos infantiles y que a cualquier niño le puede gustar. La he tuneado un poco para que sea más original añadiéndole pimentón de la Vera, pero no es necesario, se puede preparar sin él (en el caso de que la hagamos para niños y dudemos de que les guste este sabor)

A Jontxu le puede gustar para acompañar esos huevos fritos que le encantan.

Para los que no conozcáis las típicas rosquilletas valencianas, sólo deciros que las originales sólo llevan lo que por aquí llamamos "llavoretes", que son anises y que nos encanta ir encontrándolos en cada mordisco.

En los últimos años, tanto en las panaderías, como las empresas que las elaboran a nivel industrial, les añaden de todo, hasta pepitas de chocolate, pipas de girasol...

Yo misma he sido una gran comedora de rosquilletas, especialmente en las guardias de patio del cole ya que no había tiempo para tomar ni un café. Se pueden hacer, estrechas o anchas y también con harina integral.

Como aquí en Valencia hay mucha humedad, quedan un poco blandas y a base de probar, he comprobado que para que queden más crujientes no va mal dejarlas dentro del horno, sin abrirlo. Igual hay algún otro truco, pero éste a mí me ha valido.

Espero que os gusten.

Un beso fuerte para Jontxu y su familia. Mucha suerte en esa dura andadura.
Ingredientes

- 230 g de harina de fuerza
- 1 sobre de levadura de panadero (yo vahiné)
- 1 cucharadita de sal
- 150 g de agua tibia
- 30 g de aceite de oliva virgen extra
- 2 cucharaditas de pimentón de la Vera
- semillas de amapola
- comino molido
- hierbas de provenza

Preparación en TMX

- Poner el agua en el vaso y calentar 1 minutos, 37º, velocidad 1.

- Verter el agua en un recipiente, añadir la levadura y dejar reposar 15 minutos.

- Poner la harina, la sal, el comino, las hierbas y el pimentón en el vaso. Mezclar 3 segundos, velocidad 6.

- Añadir el aceite de oliva y la premezcla de levadura. Amasar 5 minutos, velocidad espiga.

- Dejar leudar en el vaso 1 hora. Tapar con un paño de cocina. La masa debe doblar su volumen.

- Precalentar el horno a 200º.

- Sacar la masa del vaso y formar bolitas de unos 20 g, darles forma de bastoncillos de unos 20 cm de largo.

- Espolvorear por encima, o enrollándolos sobre las semillas o pimentón.

- Colocarlos en una placa de horno cubierta de papel sulfurizado y dejarlos leudar de nuevo de 20 a 30 minutos a temperatura ambiente.

- Cocer 15 minutos, observando que no se quemen.

Preparación tradicional

- Mezclar la levadura con el agua tibia. Dejar leudar 15 minutos a temperatura ambiente.

- En un bol, echar la harina, el comino, las hierbas, el pimentón y la sal. Mezclar bien.

- Añadir el aceite y la premezcla de levadura y agua. Amasar muy bien.

- Dejar leudar la masa 1 hora o hasta que doble su volumen. 

- El resto de pasos, igual que en el modo con thermomix.

Bon profit!

52 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Nudos de pan sin levadura

31 Comentarios


Vi esta receta a Manuela del blog Siempre que vuelves a casa y ella la había visto en el de Sebeair, La cocina de Sebeair, pero buscando en google he visto que hay más blogs que los han hecho. Me hizo gracia la forma y lo fáciles que son, además de la curiosidad de que no llevan levadura sino gasificante. Sebeair dice que con el cremor tártaro están mejor, así que le tendré que preguntar dónde conseguirlo.

Con esta cantidad de harina salen pocos, así que si queréis probar podéis doblar cantidades. Congelan bien, pero están mejor acabados de hacer.

Yo he seguido la receta de Manuela, pero le he quitado mantequilla porque no puedo abusar y claro no quedan tan sabrosos, pero si no tenéis problemas, ponedle la cantidad exacta y que sea de buena calidad. El modo de prepararlos con la TMX es de Sebeair. Olvidé pintar con huevo batido y lo hice con agua.

Os pongo el enlace a ambas recetas.

Espero que os gusten. Gracias a las dos compañeras blogueras.
Ingredientes

- 230 gr de harina de fuerza
- 3 gr de sal
- 1 sobre de gasificante morado (hace la función de crémor tártaro)
- 1 sobre de gasificante blanco (bicarbonato)
- 25 gr de mantequilla en pomada (yo le puse 10 g)
- 130gr de leche a temperatura ambiente
- 1 huevo batido para pintar la masa
- semillas de sésamo
Preparación con TMX 

- Precalentar el horno a 190º.

- Tamizar la harina, la sal y los gasificantes.

- Poner todos los ingredientes en el vaso y mezclar 5 segundos, velocidad 5.

- Amasar 2 minutos, velocidad espiga.

- Sacar la masa del vaso y amasar sobre la mesa de trabajo enharinada.

- Cortar la masa en 8 piezas iguales y las estirarlas formando unos bastoncitos de unos 30 centímetros de largo. 

- Formar los nudos y colocar en una bandeja cubierta con papel de hornear.

- Pintar con el huevo batido y espolvorear con las semillas de sésamo.

- Hornear a 190 º unos 15 minutos o hasta que estén doradas.

- Dejar enfriar sobre una rejilla.
¿Qué os parece cómo quedó éste? ¿A qué os suena?
Preparación tradicional

- Precalentar el horno a 190º.

- Mezclar la harina con la sal y los sobres de gasificante, tamizar todo.

- Poner la leche en la panificadora, la harina tamizada con los gasificantes y la sal y la mantequilla en dados, amasar 8 minutos, obtenemos una masa elástica muy manejable que no se pega nada a las manos.

- Hacer una bola con la masa, dividirla en 8 porciones iguales, estirar cada una formar un rulo y anudarlo.

- Pincelar con huevo batido y cubrir con semillas de sésamo.

- Colocar en la bandeja del horno con papel y hornear 15 minutos.

- Dejar enfriar sobre una rejilla. 

Bon profit!

31 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Lentejas con calamares

15 Comentarios


Este plato ha sido nuestra comida de hoy. Está especialmente dedicado a Carlos, mi pareja, porque hoy ha sido su cumpleaños. El otro Carlos, mi hijo, está a dieta para ponerse más fuerte y me lleva de cabeza porque hay días que se come hasta las piedras. Y yo, sigo con mi dieta, como siempre. 

Así que pensando qué tenía por la nevera y para no tener que cocinar varias cosas y contentar a todo el mundo, he recordado que hacía tiempo que no comíamos legumbres. Como no somos de carnes y no probamos el embutido (chorizo, jamón, tocino…) he pensado que tenía en el congelador una bandeja de anillas de calamar y que justamente ayer preparé caldo de pescado. 

Buscando por las revistas, he visto ésta de lentejas con calamares. La receta nos ha encantado. Las voy a preparar muchas más veces y a la vez he solucionado el problema de no saber con qué combinar las lentejas.

El postre han sido unas natillas sin azúcar que han dado el pego totalmente ya que estaban muy ricas. Me tenía que dar el gusto yo también ¿no?.

Doy las gracias desde aquí al Jefe de Servicio de nefrología del Hospital General de Valencia, el doctor Antonio Galán, por su rapidez en colgarla en el blog y por su amabilidad. Me ha hecho mucha ilusión y espero que sea de utilidad a muchos pacientes. No soy una experta en nutrición, pero he sido siempre muy seria en seguir la dieta apropiada en cada estadio de mi enfermedad, así que, de cuando en cuando, y siempre con el visto bueno de los especialistas, iré colgando alguna receta adaptada aquí y en el blog del Paciente Renal.

Espero que os gusten.


Ingredientes para 3 personas (1 de ellas muy hambrienta)

- 240 g de lentejas pardinas
- 600 g de anillas de calamar
- 200 g de cebolla (1 mediana)
- 3 dientes de ajo
- 30 g de aceite de oliva virgen extra
- 1 rebanada de pan troceado (aprox. 10 g) o una cucharada de pan rallado 
- 1 tomate natural pequeño y maduro troceado 
- 2 hojas de laurel 
- 300 g de caldo de pescado (cabezas, espinas o pieles de merluza u otro pescado, un tomate, un puerro, una rama de perejil)
- 1 cucharadita de sal (opcional)
- 1 pellizco de pimienta (opcional, no le he puesto)

Preparación con TMX

- Preparar el caldo de pescado. Yo he utilizado dos cabezas de merluza, las espinas y las pieles, junto con un tomate, medio puerro y una ramita de perejil, sin nada de sal. Si lo tenéis congelado viene muy bien para utilizarlo en una receta de este tipo.

- Poner las lentejas en remojo una o dos horas antes de su preparación. Si son de cocción rápida, con media hora, será suficiente.

- Poner en el vaso la cebolla, los ajos y programar 4 segundos, velocidad 4.

- Bajar con la espátula los restos de las verduras hacia las cuchillas. Añadir el aceite y programar 5 minutos, 100º, velocidad 1.

- Incorporar el pan y el tomate y programar 6 minutos, varoma, velocidad 1.

- Agregar las anillas de calamar y rehogar 5 minutos, varoma, velocidad 1.

- Lavar y escurrir las lentejas. Verterlas en el vaso junto con el laurel, el caldo de pescado, la sal y la pimienta. Programar 30 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Controlar de cuando en cuando, por si tenemos que añadir caldo y dependiendo si nos gustan más o menos caldosas.


Preparación tradicional

- En una sartén sofreír la cebolla y los ajos laminados hasta que estén tiernos (fuego lento). 

- Añadir el tomate y sofreír unos minutos más teniendo cuidado de que no se queme.

- Añadir los calamares y rehogar hasta que tomen un poco de color. 

- Poner el sofrito en una olla.

- Añadir las lentejas y cubrir con el caldo de pescado. Salpimentar.

- Cocer hasta que las lentejas estén tiernas controlando la cocción por si hay que añadir un poco más de caldo.

Consejos para enfermos renales

Para pacientes en prediálisis

- Como las lentejas son fuente de muchas proteínas, fósforo y potasio, se tomarán como plato único.

- No olvidar hacer los trucos consistentes en poner a remojo las lentejas y cambiar el agua 2 o 3 veces. Cocerlas primero en agua fría durante diez minutos, escurrirlas y volver a cocer en agua tibia con el fin de eliminar el potasio.

- También es conveniente, poner a remojo la cebolla, previamente a utilizarla, si los niveles de potasio se tienen que controlar. 

- Evitar la sal y la pimienta.

- Pesar los calamares y no utilizar mas que la ración que nuestro dietista nos haya recomendado (suelen ser unos 50 g por persona, pero como las lentejas ya contienen proteínas, en este caso sería mejor reducir la cantidad a la mitad).

Para pacientes en hemodiálisis

- Consumir las lentejas sólo una vez por semana y si es posible coincidiendo con la sesión de diálisis.

- Evitar la sal y la pimienta.

Para pacientes en diálisis peritoneal

- Comerlas una vez por semana sin tener en cuenta los trucos indicados en los anteriores casos.

- Evitar la sal y la pimienta.

- Aumentar la cantidad de calamares a 50 g por persona ya que las lentejas ya tienen proteínas.

Para pacientes trasplantados

- Si por la medicación, tienes mayor apetito, ponte una ración más pequeña y completa con una ensalada o un plato de verduras.

- Evitar la sal y la pimienta.

- Si tienes problemas con el azúcar, debido a la medicación, utiliza el vaso medidor para legumbres al servirlas en el plato.

* Receta adaptada de la Revista Thermomix de Vorwerk

Bon profit!

15 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Alcachofas guisadas de la abuela Luisa

7 Comentarios


Mi abuela materna Luisa era muy inteligente, con una memoria alucinante y una facilidad para escribir poesías, increíble; nos las enseñaba para recitarlas en Nochebuena. Nunca tuvo la oportunidad de estudiar mas que los estudios primarios. ¡Qué pena haber nacido en esa época y en un pueblo! Ahora tendría 110 años y llegó a los 97.

Pensando, pensando, recordé que no cocinaba mucho, ella siempre estaba en sus cosas, sus rezos y especialmente, ya mayor, no se perdía un partido del Madrid o de la selección española, obligando a mi madre, que pasa de fútbol, a tragárselos todos. Pero me acordé de alguna receta, sin anotar, que alguna vez la vi preparar. Una de ellas eran estas alcachofas guisadas.

Es una receta totalmente de dieta que ella preparaba para cenar y que yo he adaptado a la TMX y que también se puede comer como guarnición de cualquier plato.

Espero que os guste.

Ingredientes para 1 persona

- 6 dientes de ajo con piel (o los que queráis)
- 20 g de aceite de oliva virgen extra 
- 4 alcachofas peladas y cortadas por la mitad 
- zumo de medio limón
- 1 hoja de laurel
- sal 
- pimienta (opcional)
- 500 g de agua 

Preparación TMX

- Colocar la mariposa en las cuchillas Poner todos los ingredientes en el vaso junto con las alcachofas. Verter el agua.

- Programar 25 minutos, varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

- Comprobar el punto de cocción de las alcachofas y programar algún minuto más, si es necesario.

- Servir en seguida.

Preparación tradicional.

- Poner todos los ingredientes en una olla, cubrir con agua y cocer a fuego lento. Así de sencillo.

Bon profit!

7 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Sopà

35 Comentarios


Toda la vida en mi casa se han hecho natillas, pero mi madre las preparaba un poco diferentes. En mi familia a las natillas toda la vida se las llama “sopà” e imagino que igualmente en la zona. Las de mi madre son unas natillas más espesas y que siempre en vez de galletas o bizcocho llevaban "mona". En mi pueblo es fácil encontrar en las panaderías las monas aunque no sea Pascua.

En esta receta utilicé una mona que hice, la llamé Panou que es otra forma de llamar a las monas de Pascua y que me encanta. También me quedaba un poco de la mezcla que utilicé para espolvorear las monas antes de cocerlas en el horno. 

Os recuerdo que consistía en azúcar glas, piel de mandarina triturada, canela y almendra molida no muy fina. Me quedaban 55 g así que he completado con azúcar normal. 

Este invento le da un toque especial y están buenísimas. Que se lo digan a mi amiga Cristina, que las hizo y me contó que le gustaron mucho.

Si no se tiene esta mezcla, simplemente, se le añade azúcar normal. No es necesario que sea glas. Si no se tiene mona, se puede poner bizcocho o soletillas. Nosotros las preferimos con mona, pero comprendo que fuera de Valencia no será fácil encontrarlas y hacerlas no es que sea muy rápido.

Si al terminar la cocción vemos que no ha espesado mucho, programar unos minutos más. No os excedáis con la maicena. En caliente no están tan espesas, por eso es cuestión de cogerle el punto. A vuestro gusto. 

Os aconsejo que probéis a hacer la “sopà”. Está deliciosa.

He publicado otra receta posteriormente que es la tradicional de mi casa, pero sin azúcar. Aquí os dejo el enlace.



Ingredientes

- 3 huevos
- 600 g (6 cubiletes) de leche
- 130 g de azúcar (yo le he puesto el azúcar que me quedó de hacer las monas que iba aromatizado con canela, piel de mandarina triturada y 55 g de almendra triturada; el resto de azúcar normal)
- 1 cucharadita de vainilla en polvo (opcional)
- ½ palo de canela
- 1 cucharada no muy colmada de maicena 

Preparación con TMX

- Verter en el vaso el azúcar, los huevos, la vainilla, la maicena y la leche. Batir 10 segundos, velocidad 6.

- Poner la mariposa y añadir el palo de canela. Programar 8 minutos, 90º, velocidad 3.

- Si no tiene espuma, programar 2 minutos, velocidad 2 y si tiene espuma, programar 2 minutos, velocidad 2, 90º.

- Cuando termine, comprobar si está espesa. Es una crema espesa, si no lo está suficientemente, diluir un poco más de maicena en leche fría, añadirlo a la mezcla y programar 2 min, velocidad 2, 90º.

- Cubrir con la mezcla la mona, dejar que empape bien, añadir el resto de sopà y dejar enfríar. Espolvorear con canela molida, si se desea. Servir fría.

Preparación Tradicional

- Poner la leche fría en un cazo y disolver el azúcar. 

- Reservar un poco de leche en la que disolveremos la maicena muy bien y añadiremos los huevos bien batidos o sólamente las yemas.

- Añadir a la mezcla de leche y azúcar, el palo de canela y la vainilla. Hay quien le añade una corteza de limón, en mi casa no.

- Cuando esté caliente, pero sin que hierva, se añade la mezcla de leche, huevos y maicena. Remover con una cuchara de madera sin parar hasta que espese y comprobando que no se agarre ni se queme.

- El resto, es igual que con la TMX.

Notas: 

- Se puede hacer con bizcochos, mona comprada o panquemado, coca de llanda. Cada base le dará un sabor diferente. Es una crema más espesa que las natillas.

- Hay quien en el modo tradicional sólo pone las yemas. Yo desde que las hago con la TMX pongo los huevos enteros y me salen perfectas. 

- Se pueden servir en recipientes individuales o en uno grande e ir preparando raciones. 

Bon profit!

35 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Pan de semillas de Àngels

36 Comentarios


Ya tocaba otro pan. Mira que disfruto y aprendo. Este pan es uno de los que he hecho esta semana y a la pata coja, por eso lo tenéis que valorar más, ja, ja. Es una receta de Àngels que he adaptado para la TMX. Descubrí el blog de Àngels, Más que postres hace unos pocos meses porque me dejó un comentario en el mío con motivo de mi operación. Nos saludamos y me inscribí por email para recibir sus recetas. Cuando vi este pan, no dudé en que tenía que probarlo.

El otro día vi que aunque no tenía todos los ingredientes me apetecía un montón y como me había quedado sin gota de pan y yo no compro nunca, me puse con la receta.  A Àngels le ha hecho mucha ilusión, así que no va a ser la primera receta que haga y seguro que ella también se animará con alguna de las mías. Visitadla que ella os recibirá encantada.

No tenía pipas de girasol ni de calabaza y en domingo y con la pata chula imposible hacer nada para evitarlo. Así que le puse las de amapola y las de sésamo. Las primeras en el interior y las otras en la superficie. Podéis hacerlo como os apetezca. El resultado un pan con una miga estupenda y tierna. Segúnla cantidad de semillas de amapola que le pongamos, notaremos ese sabor tan característico. Yo creo que la próxima vez le pondré más.

También lo he congelado y estaba como acabado de hacer y también un poquito tostado, me ha gustado. Como hacía mucho frío para el segundo levado, encendí el horno calor arriba abajo y puse los panes a 60º 20 minutos y la verdad es que crecieron una barbaridad. ¡Menudas hogazas!. Probad y veréis.

Espero que os guste. 

Gràcies Àngels.
Ingredientes

- 2 cucharadas de zumo de limón
- 300 ml de agua
- 375 g de harina de fuerza (yo le puse harina candeal de Alcampo)
- 125 g de harina integral
- 1 y 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de azúcar moreno
- 10 g de levadura de panadero
- 1 1/2 cucharadas de aceite oliva
- 1 cucharadita de semillas de amapola (yo a ojo)
- 1 cucharadita de semillas de sésamo (yo a ojo)
- 1 cucharada de semillas de girasol (o de pipas de calabaza). Yo no tenía.
Preparación TMX

- Ponemos el agua en el vaso y programamos 2 minutos 37º, velocidad 1.

- Añadimos la levadura y mezclamos 4 segundos velocidad 6.

- Añadimos las harinas, la sal y el azúcar, el limón y el aceite programando 6 segundos velocidad 6 y 5 minutos velocidad espiga.

- Dejamos reposar para que leude en un bol untado con aceite durante 1 hora.

- Cuando falten unos 15 minutos, más o menos (mi horno se precalienta rápido), precalentamos el horno a 60º.

- Desgasificamos la masa, amasando el pan durante varios minutos.

- Añadimos las semillas de amapola a la masa y volvemos a amasar para que se repartan bien.

- Damos forma, en mi caso, al igual que Ángels le dimos forma de hogaza. Con un cuchillo afilado mojado previamente en agua o con una cuchilla, le hacemos unos cortes. 

- Pintamos el pan con aceite de oliva y espolvoreamos las semillas de sésamo. 

- Ponemos el pan en el horno precalentado a 60º durante 20 minutos.

- Subimos la temperatura a 220º y lo cocemos durante 30 minutos en mi caso.

- Dejar enfriar sobre una rejilla metálica.

Bon profit!

36 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Arroz amarillo con pollo de Elena

21 Comentarios


Este arroz ha sido realizado como se dice aquí en Valencia “pensat i fet” (pensado y hecho), pero la verdad es que no he pensado nada, sino que he tenido la suerte de que al llegar del hospital, he enchufado el ordenador para poner música como cada día y al abrir el correo me he encontrado con la nueva entrada de Elena del blog Mis Thermorecetas.

Conozco a Elena y sus recetas desde que tenía el anterior blog. Me encanta cómo las presenta, su habilidad para cocinar y su sencillez. Siempre le agradeceré que al pedirle que agregara mi blog en el suyo, lo hizo sin dudar y la verdad es que desde que lo hizo, muchas visitas vienen de su blog. Imagino que ya conocéis a Elena, pero si no es así, no tardéis en visitarla. 

Tenía todos los ingredientes, menos guisantes y además el caldo de pollo hecho de ayer, el pollo descongelado pero la receta sin decidir, así que creo que ha sido la receta más rápida en decidir en tiempo. Me he puesto a cocinar y después de comer a editar las fotos que nuevamente he pedido a mi hijo que haga, después he editado y sin darme cuenta le he dado a publicar. Así que sin intención de que fuera hoy, aquí está la receta.

Aunque he hecho la mitad de las cantidades que propone Elena, os pongo la receta original de ella. La receta es del libro de TMX “101 arroces del mundo”.

Únicamente decir que he utilizado entremuslos deshuesados y no le he puesto guisantes. El resto, igual. En el punto en el que añadí el caldo, tuve que bajar la temperatura a 100º porque el caldo se salía por el bocal.

Tanto a mi hijo como a mí nos ha gustado. Es un arroz meloso, fácil de realizar y que al llevar el pollo troceado, se come sin ningún esfuerzo, sólo disfrutándolo en cada cucharada. 

Espero que os guste,


Ingredientes (para 6 raciones)

- 100 g de aceite de oliva (reduje la cantidad a 20 g para 3 personas)
- 2 dientes de ajo (yo le puse tres )
- 500 g de pechuga o contramuslos de pollo, cortados en dados (yo entremuslos
- 70 g de zanahoria, pelada y cortada en trocitos pequeños
- 140 g de pimiento verde, cortado en trocitos pequeños
- 140 g de pimiento rojo, cortado en trocitos pequeños
- 850 g de caldo de ave
- sal
- 1 pellizco de pimentón
-½ cucharadita de colorante alimentario
- 350 g de arroz de grano redondo
- 100 g de guisantes (no los puse)

Preparación TMX

- Echamos el aceite y los ajos en el vaso de la Thermomix. 

-Troceamos durante 5 segundos, a velocidad 6. Seguidamente, programamos 3 minutos, varoma y velocidad 1.

- Añadimos el pollo en dados y programamos 5 minutos, varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

- Incorporamos la zanahoria y los pimientos y programamos 6 minutos, varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

- Agregamos el caldo, el pimentón, el colorante y un puñadito de sal. Programamos 9 minutos, varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara. (Si os ocurre como a mí que el caldo hierve demasiado, reducir la temperatura a 100º).

- Echamos el arroz por el bocal y programamos 14 minutos, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

- Volcamos en una fuente, dejamos reposar durante 3 minutos y servimos.

Nota: Siempre cuando hago por primera vez un arroz en la TMX, estoy pendiente por si se queda sin caldo y tengo que añadir o por si se pasa de cocción. 

Bon profit

21 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Crema de coliflor con costrones de caqui especiado de Mamala

17 Comentarios


Vi hace poco esta crema de coliflor en el blog de María, Mamala. Pasaros a visitarla porque tiene recetas muy ricas y de todo tipo. Tenía coliflor y caquis, pero veía imposible prepararla en seguida porque no podría hacer las fotos ya que a la pata coja, según qué cosas no las puedo fotografiar y en la cocina las fotos me salen fatal.  Al final, vino mi hijo y decidí que era el momento. Él hizo las fotos y yo me comí la crema.

El caqui me encanta, prefiero el maduro (en mi pueblo hay unos naranja oscuro super gordos y muy dulces que son deliciosos) más que el persimón, pero he de reconocer que desde que está a la venta puedo comer durante más tiempo caquis. Este año me he puesto las botas pero sólo los he utilizado en esta receta y en el Pastel jugoso de caqui, que hice hace unos meses.

La crema me ha gustado mucho y me ha parecido muy original. No tenía canónigos y he añadido a la crema una patata porque me pareció que le iba a dar un poco más de consistencia.

Al hacerla en TMX, aproveché que hacía otra crema para cocer la coliflor y la patata en el varoma. El Caldo que es el que publiqué en la anterior entrada. Le añadí un poco de caldo de pollo que necesitaba consumir y creo que no le vino mal.

Es importante comprobar que el caqui no está áspero, me ha ocurrido ya alguna vez que he hecho alguna receta con caqui, porque estropea totalmente el plato. Me pasó con una mermelada que quedó áspera y tuve que tirarla.

Gracias María.

Espero que os guste.

Ingredientes (para 2 personas)

- 300 g de coliflor en ramitos
- ½ litro de caldo vegetal
- 1 vaso de caldo de pollo
- 1 patata cortada en trozos
- 1 puerro
- sal
- 1 caqui persimón no muy maduro pero que no esté áspero
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 
- especias: canela, nuez moscada, pimienta molida y sal



Preparación
- Aprovechar que hacemos otro plato al varoma para cocer la coliflor y la patata. Si no es así, poner un litro de agua en el vaso y programar 30 minutos, varoma, velocidad 2.

- Cortar el puerro en forma de cruz y lavarlo bien bajo el grifo. Con un cuchillo afilado hacerlo en tiras.

- Poner una cucharada de aceite en la sarten y a fuego no muy fuerte, dorar el puerro. Reservar sobre papel absorbente.

- Pelar el caqui y cortarlo en daditos.

- Ponerlo en la sartén con el aceite que ha dejado el puerro, yo tuve que añadir un poquito más. Fuera del fuego aderezarlo con las especias. Reservar.

- Vaciar el agua del vaso, enjuagarlo bien y secarlo. 

- Poner 1 cucharada de aceite en el vaso y programar 4 minutos, 100º, velocidad 1. 

- Añadir la coliflor y la patata. Programar 4 minutos, 100º, velocidad 3.

- Añadir el caldo de verduras y el de pollo. Programar 15 minutos, 100º, velocidad 2. (Si la verdura o el caldo estaban muy fríos, programarunos minutos más)

- Una vez terminado el tiempo, triturar a velocidad 7 o hasta que obtengamos la textura deseada.

- Adornar con los costrones de caqui y el puerro.

- Servir en seguida.

Bon profit!

17 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Sopicaldo de verduras

31 Comentarios



Este caldo lo preparo para mí. Es un caldo de dieta por eso no lleva mucho aceite. Si lo queréis con más sabor, podéis añadirle más cantidad. Yo lo tomo sólo con las verduras incluidas, pero se puede colar y utilizar las verduras para añadir a un puré. En este caso he aprovechado para cocer al vapor la coliflor que he utilizado para hacer una crema que publicaré en breve.

Se puede conservar unos días en la nevera o congelar en botes o en cubiteras y añadirlo a nuestros guisos.

Las fotos están hechas en la cocina porque voy a la pata coja y no puedo ir saltando con un bol de caldo hasta la otra habitación.

Espero que os sea de utilidad.


Ingredientes

- ½ paquete de verduras frescas no deshidratadas que se llama sopa campesina (la podéis encontrar en mercadona), es la que utilicé en esta crema pero sino, los ingredientes son: brócoli, zanahoria, col blanca, calabacín, cebolla, judía verde y acelga. (200 g) o las que tengáis por la nevera.
- 1 cebolla pequeña
- 1 tomate grande pelado
- 1 patata mediana
- 1 tallo de apio
- 10 g de aceite de oliva virgen extra
- 1000 g agua ( un poco más si queremos obtener más cantidad )
- sal

Preparación TMX

- Trocear la cebolla la patata y el tomate pelado 4 segundos, velocidad 4. Reservar. También se puede hacer a mano y evitamos el siguiente paso.

- Enjuagar el vaso y secarlo con papel de cocina

- Poner el aceite en el vaso y programar 4 minutos, 100º, velocidad 1.

- Añadir todas las verduras y programar 5 minutos, varoma, velocidad 1.

- Añadir el agua y programar 30 minutos, varoma, velocidad 1. 

Bon profit!

31 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Brazo de gitano de boniato y chocolate

40 Comentarios


Esta receta la publiqué el verano pasado y no sé porqué el blogger me la ha hecho desaparecer. Hoy al ir a comentar en un blog, quise darle el enlace a este brazo y no aperecía por ningún lado. Así que vuelvo a editarla con todos los problemas que blogger me vuelve a dar. Al copiar el texto original no guarda ningún formato y tengo que volver a dárselo. Menudo rollo con el blogger este.

El brazo de gitano es un dulce muy fácil de hacer con la TMX. En este caso no me quería complicar mucho la vida porque no disponía de mucho tiempo. Este brazo lo suelo hacer a menudo. La receta es del libro básico y el relleno a mi gusto. El tamaño del brazo es grande.

El pasado mes de agosto fuimos a comer al campo con mi familia, en mi pueblo y me lo llevé ya preparado pero sin la cobertura. Éramos ocho personas y sobró. Así que si lo queréis más pequeño, dividid las cantidades o disfrutadlo el día siguiente. Yo me lo dejé allí, así no pecamos tanto.

El relleno es el que se ha hecho siempre en mi casa. Somos adictos al dulce de boniato, pero me gusta más prepararlo yo misma. 

Las fotos las tuve que hacer con el móvil y no son muy allá.

Espero que os guste.



Ingredientes

Para el brazo


- 4 huevos
- 120 g de azúcar
- 120 g de harina de repostería
- un pellizco de sal

Para el relleno

- un bote de dulce de boniato (en mercadona) o casero
- ron añejo
- mermelada de albaricoque

Cobertura

- Una tableta de chocolate fondant
- 2 cucharadas soperas de mantequilla o de margarina
- 2 cucharadas soperas de leche


Preparación TMX

Para el brazo

- Precalentar el horno a 180º.

- Colocar la mariposa en las cuchillas, verter los huevos y el azúcar en el vaso. Programar 6 min, 37º, velocidad 4.

- Cuando termine el tiempo volver a programar 6 min, 37º, velocidad 4 sin temperatura.

- Añadir la harina y la sal alrededor de la mariposa y programar 4 seg, velocidad 3. 

- Retirar la mariposa y terminar de envolver la mezcla con la espátula.

- Repartir la masa sobre papel encerado pero que no ocupe más de un cm.

- Cocerlo en el horno durante unos 10 minutos.

- Cuando termine el tiempo de horneado, volcar el bizcocho sobre un paño de cocina húmedo, dejando el papel en la parte superior. Quitar el papel y enrollar el brazo con la ayuda del paño. Dejarlo así hasta que se enfríe.

- Desenrollar el brazo y humedecerlo, si así se desea con el brandy o ron. 

- Repartir por encima una capa fina de mermelada de albaricoque.

- Repartir por encima de la mermelada la pasta de boniato de forma generosa.

- Enrollar el brazo ya sin el paño de cocina.

- Cubrir con la cobertura.

- Cortar las puntas y decorarlo con la cobertura que se desee, en este caso, la crema de chocolate.

Cobertura de chocolate

- Calentar en el microondas, fundir en el vaso o en un cazo todos los ingredientes, teniendo cuidado de que no se quemen.

- Cubrir el brazo generosamente.

- Servir cortado en rodajas.

Bon profit! 

40 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Patatas de guarnición

14 Comentarios


Esta receta es muy sencilla y nos salva de un apuro. Lo más complicado es que nos dé pereza enchufar el horno. Yo la hago a menudo, y a mi hijo le gustan tanto, que no se queja cuando le digo que no me viene bien freirle patatas en ese momento. Las podéis utilizar como guarnición de un plato de carne o de pescado, están muy ricas. Podéis añadir más cantidad que la que os propongo de cualquiera de los ingredientes. 

Si no tenéis ganas de ensuciar la TMX, el método "BOTE o BOLSA" que os indico en el modo sin TMX, va genial.

La salsa, también la he utilizado para ponerla sobre alitas de pollo que he horneado después, pero no tengo la foto, pero creo que os las podéis imaginar. Si ya os atrevéis más, el pimentón puede ser picante.

Os pongo las fotos de las dos formas, las segundas se tostaron un pelín pero estaban igualmente muy ricas. 

Espero que os guste esta sencilla receta.

Ingredientes

- 1 kilo de patatas
- 1 cucharadita de café de pimentón dulce
- 1 cucharadita de café de ajo en polvo
- 4 cucharadas soperas de aceite de oliva (son unos 20 g)
- Tomillo u otras hierbas que nos gusten
- sal

Preparación en TMX

- Precalentar el horno a 210°C. 

- Lavar y trocear las patatas en cuartos o en láminas, según nuestro deseo. Se pueden dejar con la piel, si nos gustan así. 

- Poner el resto de los ingredientes en la TMX y programar 10 seg, velocidad 6. 

-Colocar las patatas cortadas en una lata de horno recubierta con papel de hornear.

- Rociar con la preparación o hacer lo mismo que sugiero en el modo sin TMX de meterlas en una bolsa para que queden bien impregnadas. 

- Hornear 30 minutos, a 210º.

- Al cabo de 15 minutos, dar la vuelta a las patatas.

Si no tenemos TMX

- Se puede realizar la mezcla utilizando un bote de cristal, taparlo, mezclar bien los ingredientes y rociar las patatas. Otro sistema es poner las patatas dentro de una bolsa de congelación, verter el preparado, cerrar la bolsa, remover bien para que se impregnen de la salsa.

- Hornear 30 minutos, a 210º.

- Al cabo de 15 minutos, dar la vuelta a las patatas.

Nota:

La primera vez que las hagáis, controlad el horno, porque se pueden tostar más de la cuenta, especialmente si las cortamos en láminas, el tiempo es menor.

Bon profit!

14 comentarios:

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.