miércoles, 30 de enero de 2013

Libro descargable del concurso. Estimulando los sentidos


¿Alguien se acuerda de este texto?

Su aliento es como miel aromatizada con clavo de olor;
Su boca, deliciosa como un mango maduro.
Besar su piel es como probar el loto.
La cavidad de su ombligo oculta acopio de especias.
Qué placeres yacen después, la lengua lo sabe, pero no puede decirlo.

Srngarakarika, Kumaradadatta (siglo XII)




Hace ya bastante tiempo que os metí en este lío. Nada más y nada menos que celebraba haber llegado a los 100 seguidores. Un concurso en el que pedía que elaborarais recetas con 3 ingredientes afrodisíacos. El concurso, “Estimulando los sentidos”.

Ésta fue la receta ganadora. Ester del blog Mi cocina es Chicunini ganó con esta flamante Tarta mousse de nutella. Y aquí, el listado de participantes.

Por circunstancias personales, no pude recopilar las recetas a la finalización del reto y lo fui dejando, me fui metiendo en otras cosas. Así que aprovecho que viene el 14 de Febrero y que muchos y muchas lo celebráis y os hago este regalo por si os es de utilidad para preparar alguna de estas recetas con ingredientes afrodisíacos. Y como para algunos, esta fecha es otra más patrocinada por unos grandes almacenes, pues que lo celebréis cuando os apetezca.

Deseo que os guste. Lo he creado con cariño para que todo el que lo desee, lo pueda descargar. Estará en el banner en formato de una página porque sino, quedaba muy grande y aquí también en formato doble página. Os lo podéis descargar yendo a este enlace y pinchando en el libro: 


Un abrazo.
Os deseo, muchos...
Cosquilleos y mordisquitos, besos y juegos, pasión y finales felices (Para entender esto, hay que descubrir el contenido del libro...

Ya me contáis, prometo no publicarlo en el blog, TOP SECRET.

Galletas de pollo y patatas a los dos quesos


Un plato salado con una variedad de ingredientes que no van a dejar indiferente a ningún comensal. Os la recomiendo. En casa, comemos tanto pollo que a veces, combinarlo y disimularlo, es todo un placer.

Espero que os gusten estas galletas saladas y esponjosas.

Ingredientes (para 3 personas)

- 250 g de patatas cocidas
- 3 huevos
- 50 g de harina
- 300 g de pollo cocido
- 2 cucharadas de queso blanco (yo he puesto desnatado)
- 75 g de queso emmental rallado
- 1 cebolla
- perejil picado
- 2 dientes de ajo

Preparación en TMX

- Poner 500 g de agua en el vaso y colocar las patatas cortadas en tacos en el cestillo. Cocerlas patatas programando 30 minutos, varoma, velocidad 2.

- Una vez terminado el tiempo, sacarlas y ponerlas en un bol. Triturarlas con un tenedor. No hacerlo en la TMX porque no nos interesa que el puré quede muy líquido.

- Picar la cebolla,el ajo y el perejil 7 segundos, velocidad 5. Bajar los restos y añadir el pollo.
Triturarlo programando 5 segundos, velocidad 2.

- Añadir el huevo y mezclar 6 segundos, velocidad 3.

- Sacar la mezcla del vaso y añadirla al puré de patatas.

- Con la ayuda de las manos, coger porciones de pasta, aplastarla un poco con las manos, y sin tener en cuenta el tamaño, darles forma de galletas.

- Dependiendo de si queremos utilizar más grasa o no, podemos freír las galletas en aceite caliente o hacerlas como yo. Untar bien la sartén con aceite e ir depositando las galletas. Es imprescindible, en este caso, que el fuego no esté muy alto.

- Dejar cocer las galletas por ambos lados hasta que se doren por ambos lados.

- Se pueden servir con una ensalada.

Preparación Tradicional

- Cocer las patatas al vapor o en agua y reducirlas a puré. 

- Mezclar el pollo cocido con los huevos, los quesos y la cebolla.

- Añadirlo a la mezcla de patatas. Agregar la harina. Salpimentar y agregar el perejil troceado muy fino.

- El resto, como en la preparación en TMX.

Notas:

- Siempre hay que tener cuidado con el tamaño de los huevos. Yo cuando preparo platos de este tipo, los añado de uno en uno porque si ponemos en exceso, es imposible después dar forma a la preparación.

- Se pueden dejar para comerlas más tarde y calentarlas en el horno o en el microondas, o simplemente en la sartén.

- También podríamos montar las claras a punto de nieve, yo lo he pensado después de tenerlas hechas, pero no os puedo asegurar el resultado, sí que serviría para reducir el colesterol en la receta y darles más esponjosidad.

Bon profit!

lunes, 28 de enero de 2013

Galletas de harina de maíz, vainilla y almendra, sin azúcar (TMX / T)


Tengo varios paquetes de harina de maíz desde el mes de septiembre porque estuve en Portugal y mi idea era preparar algún pan con ella, pero todavía no he encontrado el momento. Así que las galletas han servido para estrenar el primer paquete.

Las prepararé tres veces, con y sin azúcar, pero el resultado no fue de mi agrado. Para mi gusto estaban muy poco dulces y la masa quedaba seca una vez horneada. Tuve que hacer modificaciones. Las que os presento son sin azúcar. No quedan tan bonitas porque no se pueden espolvorear y se doran siempre mucho más, pero están buenas y sé que publicando recetas sin azúcar contribuyo a alegrar la vida a gente que no puede tomarlo.

Os dejo la receta original y debajo, mis modificaciones. Después de tres intentos, el resultado ha sido de mi agrado. La cajita, me la regaló mi amiga Mary, del blog “Marronglacé”. Es preciosa y contenía unas ricas galletas que se zampó en un periquete mi hijo; éstas me las estoy comiendo todas yo.


Ingredientes

- 100 g de harina de maíz amarilla, comprada en Portugal
- 90 g de harina de repostería
- 50 g de harina de almendra
- 2 huevos L
- 1/2 cucharadita de sal
- 2 cucharaditas de manteca de cerdo derretida
- 70-80 g de tagatosa (140 g de azúcar)
- 2 cucharaditas de vainilla en polvo.
- 1 y ½  cucharaditas de levadura tipo Royal



Preparación en TMX

- Si no tenemos triturada la almendra, ponerla en el vaso y triturarla con varios golpes de turbo.

- Añadir las harinas y el resto de ingredientes secos. Dar dos golpes de turbo para que se tamice todo bien.

- Añadir la manteca derretida y los huevos. Programar unos segundos, velocidad espiga, hasta que veamos que la masa está bien amalgamada. Es mejor no pasarse con el tiempo porque la masa queda más blanda.

- Hacer una bola con la masa, envolverla en papel film y dejar en la nevera como mínimo una hora.

- Ir cortando porciones de masa (unos 20 g) darles forma de bolita. Pinchar una almendra en cada una, al mismo tiempo que aplastamos la bolita.

- Colocarlas sobre una bandeja con papel sulfurizado.

- Hornear unos 7 minutos a 165º.

- Dejar enfriar en una rejilla y guardar en una caja hermética.



Preparación tradicional

- Si no tenemos triturada la almendra, triturarla con la ayuda de un robot o comprarla ya triturada.

- En un bol, mezclar los ingredientes secos.

- Añadir la manteca derretida y los huevos.

- El resto, como en el modo TMX.

Notas:

- Con los dos primeros intentos con la receta original, las galletas no estaban nada dulces. El sabor era muy soso. Por todo eso, repetí una tercera vez modificando bastantes cosas. No puse la leche porque la masa ya quedaba bastante blanda y si modificaba el resto de ingredientes me iba a ser mucho más complicado. Creo que si tenéis huevos pequeños, como no era mi caso, igual se puede añadir la leche pero poco a poco.

- Es conveniente no poner el horno a temperatura alta y cuidar el tiempo de cocción para que no se quemen. A mí con 7 minutos ha sido suficiente, han quedado blanditas y lo suficientemente doradas. Al día siguiente, seguían perfectas.

- Si las hacéis por primera vez, tendréis que ir controlando las cantidades porque el resultado final no  siempre es el mismo dependiendo de los ingredientes utilizados.

Bon profit!

domingo, 27 de enero de 2013

Sepia en salsa de patatas, vinagre y pimentón (TMX / T)


He hecho muchas recetas con sepia. Siempre la utilizo sucia, aunque tenga que limpiarla la prefiero por su sabor y porque está menos salada.

Esta receta la adapté del libro “Mil recetas con Thermomix” de Servilibro . En el libro la receta es con calamares así que podéis hacerla con lo que más os guste. Las recetas de este libro son para el modelo TMX 21 por lo que hay que adaptarlas a la 31. Aunque este libro sólo es de TMX, adapto la receta al modo tradicional, como ya suelo hacer casi siempre.

Os pongo los ingredientes originales y los míos en otro color. Ya sabéis que siempre disminuyo la cantidad de aceite.

Espero que os guste como a nosotros.




Ingredientes (para 4 personas)

- 1 kg de anillas de calamar (sepia)

- 2 patatas

- 10 g de pimentón dulce

- 70 g de aceite de oliva (30 g)

- 2 dientes de ajo

- sal

- 30 g de vinagre (10 g)

- 200 g de agua

- alcachofas cortadas por la mitad para decorar (opcional)

Preparación en TMX

- Poner los ajos en el vaso y triturar 2 segundos, velocidad 4.

- Añadir la sepia cortada en trozos, las patatas cortadas en taquitos y el aceite. Programar 5 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Añadir el orégano, la sal, el pimentón, el agua y el vinagre.

- Programar 25 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Cuando falten 5 minutos, retirar el cubilete.

- Servir el plato en seguida y caliente, adornado con las alcachofas cocidas previamente en el microondas.


Preparación Tradicional

- Trocear los ajos menudos.

- En una olla, añadir la sepia cortada en trozos, las patatas cortadas en taquitos y el aceite. Sofreír, removiendo de cuando en cuando con una cuchara de madera hasta que comprobemos que todos los ingredientes cogen color.

- Añadir el orégano, la sal, el pimentón, el agua y el vinagre.

- Cocer durante 25 minutos. Comprobar la cocción, en especial de la sepia para que no quede dura.

- Servir el plato en seguida y caliente, adornado con las alcachofas cocidas previamente en el microondas.

Bon profit!


jueves, 24 de enero de 2013

Crema rica de setas (TMX / T)



Hoy está lloviendo bastante y cuando he pensado en publicar, me he decidido por algo calentito. Esta crema es más calórica de las que suelo hacer. Es una crema muy rica que se puede presentar en una ocasión especial.

Utilizo bastante las setas congeladas. Aquí en Valencia, las secas o frescas, son muy caras y no muy fáciles de encontrar.

Espero que probéis esta crema y la disfrutéis. Se puede enriquecer con crema líquida o nata, si no os importa añadirle un extra de grasas y de calorías.

Podéis aligerarla y ponerle caldo de ave,  en vez de caldo de cocido. En mi casa los cocidos no son muy grasos, pero eso os lo dejo a vuestra elección.




Ingredientes

- 150 g de cebolla a cuartos
- 4 ajos enteros sin piel
- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 290 g de setas cultivadas congeladas (ya descongeladas)
- 140 g de patatas a trozos
- 200 g de agua
- 250 g de caldo de cocido suave y desgrasado 
- sal y pimienta molida
- semillas de sésamo para decorar (opcional)

Preparación en TMX

- Calentar el aceite en el vaso 1 minuto, varoma, velocidad 1.

- Añadir los ajos y sofreír 3 minutos, varoma, velocidad 1.

- Poner la cebolla en el vaso y cortada en cuartos. Programar  5 segundos,  velocidad 5.

- Añadir las setas cultivadas y cocer 10 minutos, varoma, velocidad 1.
- Bajar los restos con la espátula y agregar las patatas troceadas, el caldo y el agua. Cocer 20 minutos, varoma, velocidad 1.

- Dejar enfriar y triturar 3 minutos, velocidad máxima.

- Comprobar si la textura es de nuestro agrado y añadir más caldo, si es necesario.

- Servir caliente.


Preparación Tradicional

- En una olla, calentar el aceite, añadir los ajos y sofreír hasta que estén un poco dorados, pero sin que se quemen.

- Añadir la cebolla y remover con una cuchara de madera hasta que esté blanda. Reducir la potencia del fuego para evitar que se queme.

- Añadir las setas cultivadas y seguir removiendo para que se vayan ablandando.

- Agregar las patatas troceadas, el caldo y el agua. Cocer unos 20 minutos.

- Triturar bien.

- Comprobar si la textura es de nuestro agrado y añadir más caldo, si es necesario.

- Servir caliente.

Bon profit!

martes, 22 de enero de 2013

Hummus anaranjado


He ido alguna vez a un restaurante Libanés y casi siempre pedíamos hummus. En casa nunca lo había realizado. Me dije que ya tocaba, tenía una receta de Vorwerk, pero quise darle otro toque y aquí tenéis el resultado. Ideal para tomar con el pan Lavash.

Espero que os guste.


Ingredientes

- 1 diente de ajo grandecito o más, a vuestro gusto
- 1 bote pequeño de garbanzos cocidos
- 60 g de agua
- 30 g de zumo de limón
- 40 g de semillas de sésamo
- una pizca de sal
- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharadita y media de comino en polvo molido
- una pizca de pimienta blanca
- 1 cucharadita sin colmar de pimentón dulce de la Vera


Preparación en TMX

- Añadir todos los ingredientes en el vaso y programar 2 minutos, velocidad progresiva 5-10.


Preparación tradicional

- Poner todos los ingredientes en un bol y triturar con la batidora.

Nota:

- A mí no me importa que la textura no quede totalmente lisa, si queda algún grumito me da igual, pero si lo queréis totalmente triturado, añadid más tiempo tanto en la tmx como con la batidora.

Bon profit!

domingo, 20 de enero de 2013

Pan Lavash integral aromatizado con pebrella (TMX / T)


Con esta receta de pan Lavash, participo de nuevo en el reto de “Bake the world” de enero 2013.  Aquí tenéis el enlace de todas las recetas presentadas. Vale la pena que lo guardéis porque cada pan tiene su encanto.

He combinado un poco la información que nos han pasado para el reto con la que he encontrado por internet. Me ha parecido muy interesante saber muchas curiosidades a cerca de este pan.

Según la “Armenian Soviet Encyclopedia” la palabra lavash está formada por dos partes. La primera, "lav" que en armenio, significa “bueno”. La segunda, "ash" significa "comida". Por lo tanto, el significado en Armenio es “buena comida”.

El lavash (en armenio: լավաշ, en persa: ﻟﻮﺍﺶ) es como una fina galleta esponjosa, hecha de harina, sal y agua. La dureza del pan depende de lo fino que se enrolla. Se le pueden añadir, semillas de sésamo o de amapola espolvoreadas antes de hornearlo. También queso o yogur.

Es el pan más corriente en Armenia e Irán y se ha extendido por todo el Medio Oriente. Incluso existe una versión americana de este pan.  

El lavash es un pan esponjoso cuando está fresco, pero se endurece rápido y se vuelve más crujiente. Es muy apreciado por su sabor y por su facilidad de utilización (sandwichs, kebabs...). Cuando está seco se puede guardar y se utiliza en la Eucaristía en la Iglesia apostólica armenia.

Tradicionalmente, se enrolla, se aplasta y se golpea contra las paredes calientes de un horno en piedras debajo del suelo llamado tonir. Este método se sigue utilizando todavía en Armenia, Irán y Turquía.

Este pan, una vez horneado, es dejado al sol durante unas cuantas horas hasta que se seque para luego poder ser conservado durante meses. Para volver a utilizarlo simplemente sería necesario rociarlo con un poco de agua, envolverlo en paños y resultará tierno como el primer día.

En los pueblos de Armenia, el lavash seco se almacena en alto y superpuesto en capas, se rehidrata con agua para que se vuelva esponjoso de nuevo. El seco, se rompe para realizar una comida que se llama “Kash” que sólo la preparan en los meses que llevan “r” en el nombre. Es una comida de invierno muy nutritiva y que se suele preparar en los días festivos.

También en Irán se utiliza seco para preparar comidas rápidas, tras ser rehidratado con agua, mantequilla y queso.

El lavash fresco se utiliza para los kebabs o el durum wrap.

Es también conocido en inglés como lahvash o cracker bread.

Se aconseja colocar los lavash en un plato recubierto con papel film y meterlo en la nevera. Si nos apetece, se pueden dejar secar para que queden más crujientes. Se pueden degustar calientes o fríos.

En mi receta no he seguido al pie de la letra ninguna de las que nos han proporcionado. He hecho una adaptación propia, basándome en dos y le he añadido un toque de una hierba de mi tierra que pienso que le va genial, la pebrella. Es una hierba parecida al orégano que en mi pueblo se utiliza muchísimo.

Espero que os guste, en casa ha sido un éxito, en especial para mi hijo.




Ingredientes

- 450 g de harina integral (o normal o mitad y mitad)
- 10 g de levadura fresca de panadero
- 250 ml de agua a temperatura ambiente
- 60 ml de yogur desnatado (para mí, casero)
- 2 cucharaditas de sal
- 2 cucharaditas de pebrella (o a gusto)


Preparación en TMX

- Verter el agua en el vaso y programar, 1 minuto, 37º, velocidad 1. Dejar en reposo 8 minutos.

- Añadir la levadura y programar, 6 segundos, velocidad 6.

- Añadir la harina, el resto de agua, el yogur y la sal.

- Amasar a velocidad espiga, 2 minutos. La masa debe formar una bola. Cuando falte medio minuto, añadir la pebrella.

- Sacar del vaso, nos untamos las manos con  aceite y las pasamos por la bola de masa. Ponerla en un bol untado con aceite y dejar leudar cubierta con un paño húmedo, en un lugar cálido (entre 20 et 30° C) de 30 a 40 minutos. La masa debe crecer y doblar su volumen.

- Dividir la pasta porciones del tamaño deseado. Yo de 100 g.

- Espolvorear la superficie de trabajo con harina. Es muy importante porque la masa se pega y es difícil despegarla sin que se deforme o se rompa. Colocar la porción y dejarla lo más fina posible con la ayuda de un rodillo.

- Calentar la sartén en seco y cocer el lavash de uno en uno durante un minuto por un lado y 30 segundos por el otro. El pan se hincha, es normal.


Preparación tradicional

- Diluir en un bol la levadura en dos o 3 cucharadas de agua que se cogerá de los 250 ml totales. Dejar en reposo 8 minutos.

- Añadir la harina, el resto de agua, el yogur, la pebrella y la sal.

- Amasar a mano durante unos diez minutos. La masa debe formar una bola.

- El resto, como en la preparación en TMX.



Notas:

- Si no queremos notar los trocitos de la pebrella, la añadiremos desde el principio para que se triture totalmente, si utilizamos la TMX. A mano, la picaremos bien en un mortero, no quedará tan triturada como en la TMX.

- Es fundamental que la superficie de trabajo y el rodillo estén bien enharinados y que si quedan restos de masa se quiten cada vez. Si no es así, el pan se queda pegado a la superficie o se rompe. Si nos ocurre, bolear y volver a empezar.


- Lo preparé dos veces, con harina normal y con harina integral. El de harina normal lo he congelado. Si lo tuestas, queda muy crujiente. El de harina integral se ha conservado perfectamente envuelto en una servilleta hasta la noche. Mi hijo se ha preparado dos “pizzas” con esa base y las ha disfrutado. ¡Menuda bomba!.

- Como curiosidad y como truco para un día de prisas, hice dos sin dejar levar la masa y salieron perfectos. Hay que decir que aquí en Valencia, no está haciendo nada de frío.


Bon profit!


martes, 15 de enero de 2013

Sun-Dried Tomato and Onion Tart


Esta tarta es mi primera contribución al reto mensual en el que me involucré con bloggers de la India, Baking partners capitaneado por Swathi Iyer, del blog, Zesty South Indian Kitchen. Este mes nos presentan recetas de tartas de manzana, pero ha sido esta tarta salada de hojaldre, cebolla y tomates secos la que me ha enamorado. Es sencilla y está muy, muy rica.

La receta de esta tarta de tomates secos y cebolla está extraída del Wall Street Journal. Es una receta original de un chef de Quebec llamado Martin Picard. Picard tiene dos restaurantes en Montreal.

La mostaza y la crema contrastan perfectamente con el sabor de la cebolla, pero la mostaza no le confiere a la tarta un sabor fuerte. Estoy muy contenta con esta primera aportación.

Espero que os guste y que me lo contéis.

Thanks a lot Baking Partners! for letting us know this fabulous recipe.



Ingredientes de la receta original

- 2 láminas de masa de hojaldre
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 3 tazas de cebolla cortada muy fina
- 4-6 ramitas de tomillo
- sal, a gusto
- 1 ½ cucharadas de mostaza de Dijon
- 1 ½ cucharadas de crema de leche
- 1 taza de queso Gruyère rallado
- ½ taza de tomates secos, cortados

Mis ingredientes

- 1 lámina de masa de hojaldre rectangular
- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 390 g de cebolla
- 1 cucharadita y ½ de tomillo seco
- sal a gusto
- 1 ½ cucharadas de mostaza de Dijon
- 1 ½ cucharadas de crema de leche
- 60 g de queso Gruyère rallado a mano con un rallador de corte grueso
- 8 tomates secos, cortados e hidratados en agua (a gusto)
* huevo batido para pintar el hojaldre


Preparación T y TMX

Preparación previa

- Rallar el queso a mano. Yo he utilizado una cuchilla de corte grueso. Pesarlo y reservar en la nevera.

- Poner los tomates a hidratar en agua.

- Precalentar el horno a 200º C. 

Preparación de la cebolla de forma tradicional según receta original

- En una sartén añadir el aceite, la cebolla, el tomillo y una pizca de sal. Cocer a fuego medio, removiendo de cuando en cuando hasta que la cebolla se dore y se ablande. Más o menos unos 15 minutos. Se puede rectificar de sal, si así se desea.

Preparación de la cebolla en TMX

- Verter la cebolla cortada en cuartos. Programar 5 segundos, velocidad 4. Bajar los restos con la ayuda de la espátula. 

- Añadir el aceite, la sal y el tomillo. Programar 30 minutos, 90º, velocidad cuchara, giro a la izquierda y sin el cubilete para que evapore mejor. Igual con otro tipo de cebolla, necesitáis menos tiempo. Yo no quería que quedara dura y he ido programando de diez en diez minutos y comprobando la cocción.

Preparación de la crema

- En un bol pequeño, mezclar la mostaza con la crema de leche. Reservar.

Preparación y cocción de la masa de hojaldre

- Extender el hojaldre y cortar una tira a lo largo, como para hacer una banda.

- Cortar dos tiras del mismo largo que la banda de unos dos cms de ancho y pegarlas humedeciendo con agua los bordes laterales.

- Pinchar el fondo. Pintar con huevo batido y hornear hasta que la base de la masa esté ligeramente dorada, sobre unos 10 minutos. (horno precalentado a 200º C).

- Colocar en una rejilla para que se enfríe. 

Montaje

- Una vez el hojaldre está casi frío, extender la mezcla de mostaza y crema de leche sobre la superficie 

- Espolvorear la mitad del queso rallado sobre la salsa y colocar por encima la cebolla. 

- Esparcir el queso restante y colocar los tomates secos en la superficie.

-.Volver a colocarlo con cuidado sobre la bandeja de horno.

- Volver a hornear hasta que el queso se derrita y se dore, unos 15 minutos.


Notas:

- He puesto más queso en la parte inferior que en la superior, por eso la tarta no queda dorada en la superficie. No quería abusar con el queso, pero si queréis otro acabado, se puede añadir más. Lo mismo ocurre con la cantidad de tomates secos, tomillo o crema. Podéis adaptarlo a vuestro gusto. Por ejemplo, si os apetece un sabor a mostaza más fuerte y que no predomine el de la cebolla.

- Se puede congelar. Sacarla un poco antes y darle un toque de grill en el micro.


Una vez pegadas las bandas laterales, se pincha el centro con un tenedor 

Con una brocha, se pinta con huevo batido toda la superficie de la tarta
Bon profit!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las más vistas en 7 días