Solomillos de pollo en salsa de papaya, olla rápida

17 Comentarios


He comprado más de un papaya en las últimas semanas. Quería probar recetas y disfrutar de las propiedades de esta deliciosa fruta tropical, que aunque no es barata, vale la pena consumir. Esta receta con pollo va a ser la primera que publico. 

Además de su bonito color, sus atractivas semillas y su sabor, la papaya contiene enzimas y entre ellas, destaca la papaína. La papaína contribuye a mejorar la función digestiva. También es buena para mantener a raya el colesterol y evitar obstrucciones en el corriente sanguíneo. La vitamina C y el betacaroteno, que puede ser encontrado en esta fruta tropical, funcionan como importantes anti inflamatorios. Otro significativo antioxidante que se obtiene de la papaya es el licopeno, el cual ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. 

La papaya es una buena opción si debido a una baja ingesta de vitamina K, se tienen problemas de absorción de calcio. Para los diabéticos también se ha estudiado que la papaya  regula el nivel de azúcar en sangre, los lípidos y los niveles de insulina. Y como no voy a seguir enumerando sus beneficios, pinchad aquí y os podéis informar de forma más completa. 

No sólo la he tomado como postre, como he dicho, anteriormente, he elaborado más de una receta en la que la papaya es uno de los ingredientes. Quería hacer este plato con solomillo de pavo, pero no lo encontré fresco y no tenía tiempo de descongelarlo correctamente. Me decidí por estos solomillos pequeños de pollo, que no me defraudaron porque la carne con la salsa y el tiempo de cocción en la olla rápida, no queda seca. 

Utilicé una bandeja de solomillos que me sirvió para comer dos veces, pero no llega para dos raciones grandes. La salsa está muy buena pero al no utilizar un vino dulce, no queda dulce. Cuando la repita, lo utilizaré a ver de qué forma me gusta más. 

Una receta rápida, diferente y sencilla. Con pocos ingredientes, un plato para invitar y sorprender. Espero que os guste. Empezad a desmigar pan como yo hice.
Ingredientes 

- 20 g de aceite de oliva virgen extra 
- 85 g de cebolleta
- 200 g de papaya madura 
- 100 g de agua mineral 
- 70 g de vino blanco (utilicé Ribeiro) 
- sal y pimienta de colores 
- harina para rebozar el pollo 

* olla rápida WMF Perfect plus 3 l 

Antes de empezar… 

- Quitar la primera capa de la cebolleta y cortarla en brunoise. 

- Pelar la papaya, pesarla y cortar en trozos. 

- Pesar la cantidad de agua y de vino. 

- Rebozar los solomillos en harina. 

Preparación tradicional, olla rápida 

- Verter la mitad del aceite en una sartén, también se puede hacer en la olla, pero como no pongo mucho, es más fácil que el pollo se agarre a la base. 

- Cuando esté caliente el aceite, agregar los solomillos y sofreír hasta que se doren un poco. Sacar y reservar. 

- Poner el resto de aceite en la olla. Cuando esté caliente agregar la cebolleta y un poco de sal. Cuando esté blanda incorporar la papaya y seguir sofriendo unos minutos. 

- Verter el vino y el agua y colocar por encima los solomillos. 

- Tapar la olla y poner la vitro al 7 (fuego fuerte). Cuando suban los dos anillos, bajar al 4 y programar unos 10 minutos. 

- Apagar el fuego y esperar a que bajen los anillos, esperando hasta poder abrir la olla. 

- Sacar los solomillos con unas pinzas de cocina y triturar la salsa. 

- Montar el plato con los solomillos espolvoreados con pimienta de colores y acompañados por la salsa de papaya. 

Bon profit!

17 comentarios:

  1. Que maravilla de plato, esos solomillos tan ricos en una salsa tan deliciosa tienen que estar para chuparse los dedos, vaya delicia de plato, se me hace agua la boca con solo verlo, lo tengo delante y rebaño el plato, tanto que hasta te lo dejaría brillante....Bess

    ResponderEliminar
  2. Estaría para chuparse los dedos, el pollo con frutas me gusta mucho, aunque con papaya no he probado. El color es precioso. BSS!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa, la papaya tiene un sabor que todavía me cuesta hacerme a él. Es preciosa de color y con esas semillas tan brillantes.
    No he dado con la receta que me fascine, como mejor me la tomo es en ensalada. Me llevo tu receta que promete estar rica.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  4. Me cuesta identificar el sabor de esta salsa. Desde luego que se ve de lo más apetecible y colorida. Creo que combinada con la carne debe de ser sensacional.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Marisa ayer la vi y me sorprendió la salsa, la verdad por acá la papaya es pan de cada día en nuestros desayunos, comida a pedazos con un poco de yogur natural y canela espolvoreada, otras veces en zumos con avena. Veo que allá es costosa, quizás por aquello de lo tropical. Hoy me he escapado un rato al ordenador para comentar un poco y tu receta me parece original y tan diferente que intentaré probarla, quizás adicionando el vino dulce (luego me dirás como te ha quedado) o un poco de panela..., en modo pruebas interesantes con la papaya.
    Te mando mil besos bonita, (tengo tarea pendiente contigo, no lo olvido)
    ;)

    ResponderEliminar
  6. Que rica y jugosa te a quedado amiga.Gracias por compartirla.Bs cielo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa, ese color de la salsa me recuerda al verano y al buen tiempo. Seguro que está deliciosa . Aún no he probado la papaya y menos aún en rcetas saladas, pero creo que estoy tardando. Ya d¡sabes que me encatan las frutas en este tipo de platos y no me voy a quedar sin probar. Un beso de los grandes!!!

    ResponderEliminar
  8. Marisa creo que nunca he probado la papaya. Dado su precio no hay muchas en los mercados en los que me muevo y lo cierto es que nunca he sentido curiosidad ¡y eso que me encantan todas las frutas! Veo que buenas propiedades no le faltan y tampoco a ti ideas para compartirlas con nosotros. Estos solomillos tienen una pinta brutal amiga mía.

    Ahora has despertado mi curiosidad. La probaré sola, tal cual, y después será el momento de lanzarme a cocinar con ella ¡me fío de tus recetas! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Pues mira la papaya asi al natural no me gusto nada cuando la probe pero es ver esa salsa y uummmmmmm no dejas de tentarme con lo que nos gusta el pollo en casa al final tendre que hacer un poco cuando tenga pechugas de pollo para hacer.
    Te ha quedado un plato de relujo y no dudo lo mas minimo que este de rexupete.
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  10. Marisa,que combinación tan maravillosa ese solomillo y con esa salsa tan especial.......una receta de las que yo digo para disfrutar sin prisas¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  11. Aunque he probado una vez la papaya y no es muy de mi agrado, pero hay que reconocer que el plato esta espectacular y me encantaría probarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. A la carne de pollo le quedan estupendamente las frutas, y la papaya le tiene que ir perfecta. Me la apunto, tengo que probarla!! Bs.

    ResponderEliminar
  13. Hace años que probé la papaya y el recuerdo de su sabor y textura no fue muy agradable para mí, quizás si ahora volviera a comerla cambiaría de parecer. Hay cosas que no me gustaban, como el aguacate, como la guayaba, y ahora me encantan. Se cambia con el tiempo.
    A la vista queda un plato muy llamativo y no me cabe duda de que habrás sabido darle el punto adecuado para que sea un plato delicioso.
    Muchos besos Marisa.

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa! Ahora mismo no recuerdo si llegué a probar la papaya pero me suena que una vez me lleve un poco a casa... Si es lo que recuerdo me gusta esta fruta jaja! La fruta en una salsa salada esta cada vez más de moda, a mi me encanta el salado con el dulce así que me apunto a tu plato porque tiene que estar muy rico!! Seguro que pondré pronto tu receta a prueba porque me llama mucho la atención ;) Besitos!!

    ResponderEliminar
  15. Llego tarde, lo sé. La papaya la comí cada día el año pasado en Punta Cana, y este año en Fuerteventura estaba en todas las comidas del hotel, incluyendo el desayuno. Me gusta mucho esta fruta, y sabes que yo no le tengo miedo a cocinar con fruta. Me encanta tu receta, y seguro que la hago si encuentro papayas decentes por este rincón de la Valencia profunda.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  16. Me encantan estas combinaciones, y me ha recordado mucho a una receta que preparé el otro día, con mango, que también da un toque maravilloso a los platos.
    Me voy a apuntar tu receta, porque seguro que en casa nos encanta.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  17. Hola Marisa, me encantaría probar esta salsa, tiene un aspecto de lo más delicioso. Casi no he tastado la papaya, y ya va siendo hora de que lo haga. Un beset!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.