Crema de portobello con migas doradas

17 Comentarios


Pensé si dejaba esta crema para publicar más adelante, pero está tan buena y como hoy es día 15 y termina Reciclando Sabores de este mes, no me lo he pensado más. La edité el sábado y como hacía frío, me quedé en casa y me puse a redactar la entrada y la única foto. La he hecho dos veces y los dos días, el tiempo era penoso. Sin luz, mal lo tenía, para hacer unas fotos decentes así que, sólo ésta se podía salvar tras trabajar un poquito con ella.

Esta crema no me la he inventado yo. A veces os comento, que me escribe gente que me sigue y me pregunta cosas, pero en este caso, es todo lo contrario. Hará ya dos años o más, se puso en contacto conmigo Elisabeth y desde entonces, nos hemos enviado correos y en cada uno de ellos, ha sido ella la que, además de compartir vivencias personales conmigo, me ha enviado alguna de sus recetas. Al ver una de mis últimas publicaciones para Reciclando, me escribió que ella reciclaba los troncos de los champiñones Portobello. Esto fue lo que me dijo:

Los champiñones los hago fritos con poco aceite y un picadillo de ajo y perejil, pero los rabos no los tiro, los guardo y, cuando tengo los de tres bandejas, hago una crema de rabos de champiñones con patata, cebolla, algún resto de caldo de pollo, agua, aceite y sal. Lo cuezo todo en crudo y luego lo trituro”.

A mí los Portobello me encantan y hace ya bastante tiempo que los compro, pero no recuerdo si tengo alguna receta en las que los utilizo en el blog. Tienen un sabor delicioso y, aunque son de la familia de los champiñones blancos, me gustan más, aunque también es porque tuve una temporada que comí tantos, que los llegué a aborrecer. 

Me he informado un poco y he leído que los Portobello, son bajos en calorías (sólo 26 kcal por 100 g) y con efecto saciante; son una excelente fuente de aminoácidos esenciales, minerales como fósforo, cobre, zinc, hierro o potasio, además de carbohidratos y fibra entre otros. Por su gran poder antioxidante, pueden prevenir contra ciertos tumores. Para mí, que tengo que reforzar mi sistema inmunológico, son ideales. Fuente importante de vitaminas del grupo B y precursores de vitamina D, contienen también minerales esenciales como el selenio, fósforo y potasio, necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Si queréis saber más, pinchad aquí.

A partir de la receta de Elisabeth, se me ocurrió un reciclaje, pero no sólo de los troncos de Portobello. Mi hijo y su novia, habían vaciado una barra de pan comprada y la miga, como saben que en casa no se tira nada, la habían dejado dentro de una bolsa de plástico. Llevaba ya dos días y temí tenerla que tirar. Yo ya había estado guardando mis tronquitos, pero me quedaba parte de una bandeja de Portobello. Se me ocurrió reforzar el sabor añadiendo a los troncos, los hongos enteros. También tenía un resto de caldo de pollo y de queso fresco 0% mg. El horno estaba acabado de apagar y se me ocurrió tostar las migas tal y como os indico en la preparación, por lo que también aproveché el calor residual del horno, y eso también es una forma reciclar. La segunda vez, tosté las migas utilizando el grill del microondas.

El resultado, un éxito en casa que he repetido de nuevo y que, sin duda, volveré a preparar. Ya sabéis, podéis reciclar troncos de Portobello o comprar unas bandejas preparando esta rica crema. No os decepcionará.

Gracias Elisabeth, una receta sencilla, muy rica y un reciclaje de lo más original. Espero que te guste mi adaptación.


Ingredientes

Crema 

- 100 g de cebolla
- 30 g de aceite de oliva virgen extra
-100 g de patata
- 400 g de rabos de champiñón Portobello
- 150 g de champiñones Portobello enteros
- 200 g de caldo de pollo
- 200 g de agua
- sal
- pimienta de colores
- 50 g de queso desnatado 0% mg

Además 

- migas de pan asadas
- un poco de aceite
- pimentón 

Preparación en TMX

Crema 

- Poner en el vaso la cebolla cortada en cuartos y el aceite. Programar, 10 segundos, velocidad 4. Bajar los restos con la espátula y programar, 5 minutos, 90º, velocidad 2. 

- Agregar la patata cortada en trozos, los champiñones cortados en trozos y los rabos de champiñón. Sofreír un poco removiendo con una cuchara de madera.

- Agregar el caldo de pollo, el agua, la sal y la pimienta. Programar, 20 minutos, 120º (TMX5) 100º (TMMX 31, velocidad 3.

- Cuando termine el tiempo, dejar que se enfríe un poco, agregar el queso desnatado y programar, 1 minuto, velocidad 8.

- Servir caliente.

Preparación tradicional

Crema 

- En una cazuela, verter el aceite y sofreír la cebolla picada sin que se dore. Se puede añadir un poco de sal para que se ablande más rápido.

- Agregar la patata cortada en trozos, los champiñones cortados en trozos y los rabos de champiñón. 

- Agregar el caldo de pollo, el agua, la sal y la pimienta. Programar, 20 minutos, 120º (TMX5) 100º (TMMX 31, velocidad 3.

- Cuando termine el tiempo, dejar que se enfríe un poco, agregar el queso desnatado y programar, 1 minuto, velocidad 8.

- Servir caliente.

Migas de pan doradas 

- Rociar con aceite una fuente para horno. La mía era de cristal. También se pueden hacer en el grill del microondas. 

- Colocar por encima las migas desmenuzadas, pero no muy pequeñas. 

- Rociar con aceite y hornear unos minutos cuidando que no se quemen. Antes de que termine el horneado y, con el fin de que no se queme, espolvorear por encima el pimentón. 

- Servir la crema caliente y acompañada de las migas. 

Bon profit!

17 comentarios:

  1. Pues bien rica que te ha quedado querida amiga, ideal para una noche de frio es de esas que como decia mi abuela resucita a un muerto . Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué ilusión que hayas publicado la receta pero, sobre todo, que te haya gustado! ¿A que lo tiene todo? Rica, fácil, barata y sin apenas calorías. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Nunca hice una crema así, me ha encantado como la has preparado seguro que esta deliciosa, que buena pinta tiene, vamos ese vasito me lo zamparía en un plis. Lo de las fotos Marisa yo lucho a diario con eso, aquí en Galicia debido al mal tiempo hay muchos días grises y eso a la hora de hacer fotos se nota, no es la primera vez que no puedo hacerlas, es lo que hay, yo no tengo focos ni nada de eso jejej...Bess

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches Marisa, que rica esta cremita tan reconstituyente para estos días tan fresquitos.Bsssss

    ResponderEliminar
  5. Marisa me encantan lis Portobello, y yo sí que tengo muchos post dedicado a esta seta, tantos que estoy planteándome dedicarle una etiqueta especial, y más ni público por no repetir siempre con el mismo ingrediente, pero es que me gustan tanto, que cuando caen en mis manos, mi mente se pone a funcionar y mi creatividad se dispara, haciendo que surjan deliciosos platos con el Portobello como principal protagonista, jejeje...
    Me gusta la crema de champiñones y mira por donde nunca la hago con Portobello, me lomsnoto para hacerla, porque se ve deliciosa y con esas migas además se ve perfecta.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Marisa una crema que va muy bien con la época, en la que siempre apetece un plato caliente de cuchara.

    A mi también me gustan mucho este tipo de hongo, más que el champiñón blanco.

    Un reciclaje estupendo, llegas por los pelos.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Hum que delicia, me encanta se ve una cremita deliciosa, un besazo, Nieves.

    ResponderEliminar
  8. La receta de Elizabeth me parece fabulosa. Las setas en general tienen muy pocas calorías como bien indicas, además de propiedades beneficiosas.
    Esta crema es perfecta, y la idea de acompañarla de estas migas improvisadas me parece un acompañamiento perfecto.
    Deliciosa
    Feliz tarde
    Sil

    ResponderEliminar
  9. Hola marisa, siempre aprendiendo y descubriendo nuesvas recetas. Pues yo los roncos , os guerso para tortillas y croquetas, y como crema no los he probado, sí la de champiñones que me encanta. Me ha gustado mucho la crema y esas migas de acompañamiento, todo u acierto. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  10. Pues amor gustan los Portorbello, los blancos y creo que casi cualquier seta de las que he probado. Tengo una crema de champiñones en el blog pero no será la última. Las migas me han encantado!!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Marisa , estas creminas quedan riquisimas y que apetecible se ve esta tuya , seguro que esta deliciosa
    besinos

    ResponderEliminar
  12. me encantan este tipo de cremas son tan resultonas y estan cargaditas de vitaminas, biquiños

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa! no pierdo detalle de tu cocina aunque te comento poco por falta de tiempo.Pero es que esta crema.....por Dios que me encanta!! Aprovecho para mandarte todo mi cariño y agradecerte todo lo que haces y por tu amor a la cocina. De paso me llevo la receta para probarla, vale?? Un besazo amiga ;)

    ResponderEliminar
  14. Que ricas ,las cremas ,yo suelo hacerlas mucho para las cenas.besinos

    ResponderEliminar
  15. Pues Marisa la verdad es que me gustan mucho las cremas hechas en casa, cuando las pongo me suelo poner dos platos y ya no tomo el segundo, las disfruto enormemente. Con Portobello no he preparado aún cremas, pero sí lo he hecho con los "champis" normales. Estoy convencida de que la crema te ha quedado riquísima. Voy a probarla. Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Uummmmmmmmmmm como tenia que estar esa crema ,las fotos no dejan de decirme comeme, te ha quedado de relujo para np variar.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  17. Has hecho un reciclaje en toda regla, no has desaprovechado ni el calor del horno, así me gusta... no se tira nada!
    Y la crema que has conseguido es de restaurante fino, que diría aquel, a mi no me importaría tomarme una tacita ahora mismo... se ve riquísima!
    Besiños guapa!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.