Croquetas de carne de cocido con salsa de queso y miel

22 Comentarios


En el Recetario Mañoso de Invierno, nos animan a cocinar recetas de cocido u otros platos que preparamos a partir del reciclaje de las sobras, lo que se suele llamar ropa vieja. En cada región se prepara de una forma, incluso, me atrevo a decir que en cada casa. Ya publiqué hace poco una receta maravillosa que encontré en un libro muy especial y muy antiguo, El cocido a la nieve, por eso, no era fácil ser original, ya que esa receta de reciclaje de cocido, lo es y mucho.

Mucha gente hace croquetas, pero como yo quería que fueran diferentes, se me ocurrió servirlas con una salsa especial por la que mi hijo tiene especial predilección y fue él, el que mi pidió que, en vez de mostaza, le añadiera miel. ¡Cómo nos gustaron estas croquetas con la salsa de queso y el dulzor de la miel!

No utilicé la verdura, sólo la carne del cocido y unos pocos garbanzos. Es importante que la leche sea entera para que la bechamel quede espesa y podamos formar bien las croquetas. Utilicé mantequilla baja en grasa y aceite de calidad.

Me he inspirado para preparar estas croquetas en la receta de mi amiga Maribel, Miel y Limón. Me pasaba como a ella, las croquetas con la receta de la máquina, no me quedaban a mi gusto. No me equivoqué, me ha funcionado y seguiré su método. Gracias querida Maribel.

No olvidéis, que la Salsa de queso manchego no lleva mostaza. Una vez fría, al servir las croquetas, verter un poco de miel por encima. Un placer, que espero que os guste.
Ingredientes 

Para las croquetas

- 300 g de restos de carne de cocido y garbanzos
- ½ cucharadita de ajo en polvo
- ½ cucharadita de pimienta negra molida
- 100 g de cebolla
- 30 g de aceite de oliva virgen extra
- 30 gr de mantequilla, la mía baja en calorías
- 150 g de harina de repostería
- 600 g leche entera
- sal 
- nuez moscada

Para acompañarlas

- miel de azahar

Para rebozar

- pan rallado
- huevo batido
- aceite de oliva virgen extra
*Una pinza de plástico para cerrar la manga (pinza cierra bolsas) 

Preparación en TMX 

- Desmenuzar la carne del cocido. Sazonar con el ajo molido y la pimienta negra molida. Sofreír en una sartén con un poco de aceite. Agregar los garbanzos y seguir sofriendo hasta que la carne y los garbanzos estén dorados, pero no demasiado. 

- Picar la carne y los garbanzos programando, 6 segundos, velocidad 4. Comprobar si ha quedado bien triturado y si no es así, programar, algún segundo más. 

- Sacar del vaso y reservar. 

- Pelar la cebolla, cortarla en cuartos y pesar la cantidad indicada. Introducirla en el vaso junto con el aceite y la mantequilla. Programar, 5 segundos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula y programar, 10 minutos, 120º (TMX 5) o varoma (TMX 31). 

- Agregar la harina. Programar, 3 minutos, 100º, velocidad 3 y ½. 

- Incorporar la leche (que no esté fría), la sal y la nuez moscada. Yo la rallo en el momento. Programar, 5 segundos, velocidad 6 y después, programar 7 minutos, 100º, velocidad 3, pero sin colocar el cubilete. Cuando falte un minuto subir a velocidad 4. 

- Agregar la mezcla de carne y garbanzos reservada. Programar, 3 minutos, 100 grados, velocidad 4, giro a la izquierda; introducir la espátula por el bocal y dejar puesta durante los 3 minutos para que vaya removiendo la masa mientras se acaba de hacer. Rectificar de sal si fuese necesario. 
Preparación tradicional 

- Desmenuzar la carne del cocido. Sazonar con el ajo molido y la pimienta negra molida. Sofreír en una sartén con un poco de aceite. Agregar los garbanzos y seguir sofriendo hasta que la carne y los garbanzos estén dorados, pero no demasiado. 

- Picar la carne y los garbanzos con la ayuda de una picadora y si no se tiene, con un cuchillo comprobando que queda bien picado. Reservar. 

- Pelar la cebolla, cortarla en cuartos y pesar la cantidad indicada. Picarla muy fina. 

- Poner en una sartén el aceite y la mantequilla. Agregar la cebolla y sofreírla hasta que esté hecha, cuidando que no se queme. Para acelerar el proceso, yo añado un poco de sal a la cebolla. 

- Incorporar la harina y sofreírla bien sin dejar de remover. Esto es importante para conseguir que la bechamel no sepa a harina. 

- Incorporar la leche (que no esté fría) poco a poco, la sal y la nuez moscada. Yo la rallo en el momento. Remover con las varillas manuales sin parar hasta que comprobemos que no quedan grumos de harina. Cocer sin dejar de remover hasta que la bechamel espese. 

- Agregar la mezcla de carne y garbanzos reservada y cocer a fuego medio unos minutos, sin dejar de remover hasta que la mezcla esté bien espesa. Rectificar de sal si fuese necesario. 

Después de preparar la masa 

- Colocar la manga pastelera en el cestillo de forma que sobresalga. Verter la masa de las croquetas, con la ayuda de la espátula. Cerrarla con la pinza de plástico colocándola al nivel donde termina la masa para que no se reseque. 

- Cuando la masa esté fría, introducir la manga pastelera en la nevera hasta el día siguiente. 
Formado y fritura de las croquetas 

- Cortar la punta de la manga pastelera que sea un poco más grande que la boquilla. No quitar la pinza y colocar la boquilla. 

- Espolvorear el pan rallado en una bandeja no muy grande. 

- Batir el huevo en un plato. 

- Formar un churro gigante con la masa de forma que quede sobre el pan rallado. 

- Cortar la masa con un cuchillo del tamaño que se deseen las croquetas. 

- Rebozar cada una con el pan rallado. Cogerlas con cuidado y pasarlas por el huevo batido y después, de nuevo, por el pan rallado. Ir colocándolas sobre otra bandeja cubierta con papel sulfurizado (ver notas). 

- Freír en abundante aceite hasta que estén doradas. Yo lo hago en un cazo y no frío más de cuatro a la vez para que no el aceite no se enfríe. Cuando estén doradas y fritas, colocarlas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Bon profit!

22 comentarios:

  1. Madre mía Marisa! Te agradezco que me menciones pero esas croquetas le dan mil vueltas a las mías!!! Y de la salsa ni hablamos!!! Menudo lujo de croquetas!!! Besitos guapa, y graciaaaaaas!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que pasada de croquetas. Me encantan. Besos

    ResponderEliminar
  3. Marisa en casa las croquetas sólo las hago por Navidad, por eso de no querer comer fritos en exceso, pero yo hago cantidades "industriales" este año cociné unas trescientas más o menos y de tres variedades distintas, pero no siempre hago las mismas por supuesto, voy rotando y así mi familia las disfruta doblemente.
    Ese toque de miel nunca lo he puesto, aunque si las he comido en algún bar con Arrope, un jarabe similar a la miel de caña y que se utiliza para dar un toque ligeramente dulce y sofisticado a los quesos y tostadas.

    ResponderEliminar
  4. Estas son las croquetas que mas me gustan,y estoy deseando hacer. Bs

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla de croquetas, y que presentación, están de vicio, pero si las croquetas te han quedado de lujo la salsa ni te cuento, seguro que le ve mucho a esas croquetas, yo a un bocado así no me resisto, me sería imposible, me encantan...Bess

    ResponderEliminar
  6. Marisa , unas croquetas deliciosas y con esa salsa ya seran el no va mas
    besinos

    ResponderEliminar
  7. Qué croquetas más ricas Marisa y qué bien presentadas. Me ha encantado la salsa que has preparado, menudo bocado más rico...bsts guapa

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las croquetas de puchero. Creo que el cocido es la comida que más cunde y de la que más provecho se saca.
    Toda la razón, las cantidades de THmx no me convencen, pero encontrando el equilibrio que cada uno quiere hasta conseguir la textura deseada, todo son pruebas. Yo ya he encontrado mi receta perfecta para las croquetas.

    Estupenda propuesta para el Mañoso.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Marisa te han quedado espectaculares. pero la salsa me ha encanatdo. te cuento que mi hija Elisa, le spone a las croquetas y a la tortilla de patatas mermelada, sobre todo la de pimiento, gazpacho, calabaza... Pues no le gusta la mahonesa. Me la llevo que se la voy a hacer a ver si acierto. Un beso!!

    ResponderEliminar
  10. Hola guapísima !!!
    En casa somos muy croqueteros. Y aunque las hago por cientos, me limito a comer solo unas pocas por aquello de ir fritas. Las tuyas con la carne del cocido son las que más repito, pero te aseguro que nunca le habría puesto esas salsa . . . si tú dices que están buenas y tu hijo lo corrobora, no hay más que hablar.
    Deben estar rabiosamente ricas de verdad. Y la presentación, maravillosa.
    A estas horas, sin cenar todavía, no es bueno visitar blogs y ver estas delicias.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  11. Creo que en todas las casas se hacen croquetas, pero estas que nos has preparado deben estar super ricas, que bien tenerlas en el mañoso y por supuesto en el e-book que nos preparara Pilar, gracias Marisa, bsss

    ResponderEliminar
  12. Pintaza tienen esas croquetas y la salsa no se queda atras ,con tu permiso tomo nota seguro que estaran de rexupete no lo siguiente no hay mas que ver las fotos no dejan de decir comemeee.
    Tu hijo no dejara de hacerte la ola cuando se las haces.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  13. Que coincidencia Marisa, precisamente hoy las he preparado , aunque un poco mas sencillas ,estas tienen que ser un vicio ,para empezar y no parar
    bss

    ResponderEliminar
  14. Mi querida amiga, has rizado bien el rizo con estas croquetas, poniendole esa rica salsa que no me extraña tu hijo seguro que te a aplaudido, cuantas cosas ricas se pueden sacar de esos humildes cocidos . Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa !!!
    como siempre un plato diez con el que disfrutar a lo grande.
    Me encantan las croquetas y éstas te han quedado de lujo.
    Y de la salsita que decir... debe de estar deliciosa
    Me has recordado que hace tiempo que no las preparo,
    que ya quisieran por aquí tenerlas ... un platito así ya preparadas como las tuyas...
    un besazooooo enormeeeeee guapísimaaaa !!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Marisa, unas croquetas no de 10 sino de 12, vaya si tienen que estar ricas pero ricas. Bssssss

    ResponderEliminar
  17. ¡Se ven riquísimas! A mi me resulta muy original eso de que llevan su propia salsa, no las había visto nunca así. Me encanta el interior.
    Besos,

    ResponderEliminar
  18. Bueno pues como nos gustan tanto las croquetas ¡hoy es un día de fiesta!. Esta salsa rica elaborada con queso y miel hacen un acompañamiento 'de lujo'.
    Qué ricas te quedaron. Mereció la pena tanta elaboración.
    Pasa un feliz día Marisa.
    Thermomixil
    Sil

    ResponderEliminar
  19. Marisaa guapa!! No sabes lo que me flipan las recetas de recilaje, de hecho en mi casa son las que más se hacen, sobretodo croquetas!! Nunca le he puesto miel a una de queso, pero es una idea que engo que probar, igual que con nueces!! Estas tienen una pinta estupenda, con el toque de garbanzos tiene que ser una pasada!
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  20. Estas croquetas, Marisa, están a otro nivel. Pero qué ricas!! Y con esa salsita... que nos has dejado con el antojo!!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  21. Me vendrían de maravilla esas croquetas para la cena, hoy me pillas sin ideas. La salsa estupenda me las llevo calentitas.
    Un beso mañoso

    ResponderEliminar
  22. ¡¡¡Por favor qué delicia!!! ¿Y esa salsaaaa?? Me llevo un tupper para mañana al trabajo!! (ainsss....más quisiera....)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.