Galletas de centeno con chocolate y aceite de oliva

17 Comentarios


Ya he compartido recetas en las que he utilizado harinas que me regala mi amiga Milia, Cousas de Milia. Son harinas gallegas ecológicas y maravillosas. Sólo tenéis que pinchar en esta rica Hogaza de pan de harina de castaña o las empanadas que hice con sus recetas y harinas: Empanada gallega vegetariana y Empanada de xoubas. A mí que me gusta amasar más que a un tonto un caramelo, utilizar estas harinas, me encanta. El resultado, siempre es sorprendente y mucho más saludable seguro; harinas molidas a la piedra y regaladas con cariño. 

Esta vez, me ha enviado harinas nuevas y voy a tener que experimentar con ellas. Cuando las recibí, vi en Facebook, que también le había regalado otro lote a mi amiga Chus, Siguiendo a Nenalinda y para variar, se me ocurrió proponerle que publicáramos una receta el mismo día utilizando una de estas harinas y sin saber qué había horneado cada una. Chus, no lo dudó un instante y se puso a trabajar más rápida que un meteorito, tanto, que, antes de que yo hubiera decidido qué iba a hacer, ya me comentaba que lo tenía todo listo.

Decidí que, ya que Milia es intolerante a más de una cosa, mi receta iba a ser apta para ella, pero también sé que le gusta hornear galletas y precisamente yo no tengo ninguna receta de galletas en el blog. Aprovechando que no tomo azúcar, mi receta es apta para más de una intolerancia, pero, además, son unas galletas muy sencillas de preparar y de hornear. Al catador oficial de la casa y a otra persona más que las ha probado, les han gustado. Mis galletas de centeno y chocolate negro no son muy dulces porque no les he añadido miel, ya que no la puedo tomar, pero os indico la cantidad porque estoy segura de que mejorarán su sabor. La masa es tan fácil de manejar que se pueden formar sin usar un corta pastas, pero yo lo utilicé y me ha gustado el resultado. Finalizado el horneado, se “craquelan” un poco, pero lo más importante es, que guardadas en una caja metálica, no se endurecen. Las que quedan, todavía están igual.

La receta de Chus es  mucho más arriesgada. Ha horneado un Pan con harina de Kamut. Vamos a visitarla y veremos cómo le ha salido. Yo aún no lo he visto. Para mí, es totalmente nuevo el uso de esta harina, así que ya tengo una excusa con su pan, para ponerme a utilizarla.

Espero que os gusten. Gracias Milia y Chus, Chus y Milia. Sois dos gallegas geniales, muy buena gente.
Ingredientes 22 galletas aproximadamente

- 100 g de harina de centeno integral
- 100 g de copos de avena integral
- una pizca de sal
- 100 g de azúcar de abedul o de azúcar moreno
- 1 cucharadita rasa de bicarbonato
- 5 cucharaditas de postre bien colmadas de cacao sin azúcar
- 50 g de chocolate 85 % de cacao, en trozos
- 40 g de aceite de aceite de oliva virgen extra
- 90 g de leche de soja o cualquier otra leche vegetal (70 g si le añadís, 20 g de miel)
*papel sulfurizado
*un cortapastas (opcional)

Preparación en TMX 

- Precalentar el horno a 170º si son sin azúcar y a 180º, con azúcar. 

- Poner en el vaso, la harina de centeno, los copos de avena, la sal, el azúcar de abedul o el azúcar moreno, el cacao y el bicarbonato. Programar, 6 segundos, velocidad 6. 

- Agregar el chocolate en trozos y programar, 4 golpes de turbo de 1 segundo. 

- Añadir el aceite, la leche (y la miel si la usáis). Programar, 15 segundos, velocidad 2. Terminar de mezclar la masa con la espátula. Tienen que estar todos los ingredientes integrados y que, al cogerla con los dedos, se puedan formar bolas. Si no es así, añadir un poco más de harina o de leche. 

- Sacar la masa del vaso, formar bolas de igual tamaño, aplanarlas con la mano e ir cortando las galletas con el corta pastas. 

Preparación tradicional 

- Precalentar el horno a 170º si son sin azúcar y a 180º, con azúcar. 

- Poner en un bol, o en el vaso de un robot, la harina de centeno, los copos de avena, la sal, el azúcar de abedul o el azúcar moreno, el cacao y el bicarbonato. Mezclar bien y triturar. 

- Agregar el chocolate rallado o troceado muy menudo. 

- Añadir el aceite, la leche (y la miel si la usáis). Mezclar la masa con una espátula. Tiene que estar todos los ingredientes integrados y que, al cogerla con los dedos, se puedan formar bolas. Si no es así, añadir un poco más de harina o de leche. 

- Formar bolas de igual tamaño, aplanarlas con la mano e ir cortando las galletas con el corta pastas. 
Horneado 

- Colocar las galletas sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado. 

- Hornear en horno precalentado durante 13 minutos a a 170º si son sin azúcar y a 180º, con azúcar. 

- Una vez pasado el tiempo, levantar con cuidado una galleta. Si se desprende del papel, sin romperse, está hecha. 

- Sacar la bandeja del horno y dejar que las galletas se enfríen. Al principio, están blandas, pero endurecen un poco después y no se rompen. 

- Conservarlas en una lata o en un bote de cristal. 

Notas: 

- He utilizado aceite de oliva virgen extra, porque me parece más sano y me gusta mucho, pero se puede usar también, el de oliva suave o el de girasol. 

- Mi chocolate contiene un 85% de cacao. Para los diabéticos, la cantidad de hidratos es menor que la de otros chocolates; es el que suelo comer y utilizar en mis recetas, porque no voy a añadir más edulcorante a los dulces, si ya lo llevan.

- La leche vegetal la uso a menudo en este tipo de recetas, pero podéis usar de vaca o sin lactosa. 

Bon profit!

*Esta receta es una adaptación de una receta de Ester Lozano, vista en su página de Facebook.

Esta receta fue enviada a Hearth and Soul Blog Hop
This post is linked to Hearth and Soul Blog Hop

17 comentarios:

  1. Marisa te han quedado fabulosas, que pintaza tienen!! Unas galletas sanas mires por donde las mires, el otro día hice unos panecillos para hamburguesas ideales, eran para mis sobrinas y a una de ellas le hice unas hamburguesas de garbanzos que estaban ricas ricas, pero fueron para la merienda cena y no pude sacar foto, me dio pena pero ya apenas habia luz, otra vez será, estas galletas caerian en mi casa como regalo del cielo....Bess

    ResponderEliminar
  2. Buenooooo.... que sorpresa! Y que detalle mi querida lianta... y claro, mi otra querida liada, ha aceptado el guante rauda y veloz... Dios la da y ellas se juntan! Me encanta que el nexo de unión esta vez hayan sido mis apreciadas harinas, yo disfruto mucho con ellas y ahora además disfruto viéndoos a vosotras, a la vez que me enriquezco con vuestras ideas... es verdad aquello, de que compartiendo se gana ¡debería ponerse más en práctica!
    Las galletas son ideales... ya sabes como me gustan y si son poco dulces mejor, me llevo la receta.
    Miles de gracias por este detalle mis queridas Marisa/Chus, Chus/Marisa... soy muy afortunada por disfrutar de vuestra amistad... YO TAMBIÉN OS QUIERO ❤❤❤❤

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa !
    Vengo de visitar a Chus y ya sabía que tu propuesta igualmente me encantaría.
    Menudas galletas, aunque no sean muy dulces , casi mejor , así son mucho más sanas y siempre queda la opción de endulzarlas algo más a quien sea más goloso.
    Milia tiene que estar encantada con vosotras pues le habéis dado un buen uso a su regalo , con la mejor de las maestrías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me gustan mucho tus galletas, pero como yo soy muy golosa les pondre un poco mas de azucar . Bs

    ResponderEliminar
  5. Me encantan tus galletas aun sin verlas ya sabia que serian mas que maravillosas ,te han quedado de relujo no lo siguiente que color mar rewonito tienen ,solo siento que no estemos mas cerca para poder dar cuenta de ellas las tres juntas seguro que estaran de muerte relenta no lo siguiente.
    Muchas gracias por todo me ha encantado compartir este reto/sorpresa para nuestra querida Milia contigo eres lo mas.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  6. Que me gusta a mi un convoy como estos que os montáis... Tus galletas son de las que me gustan a mi, sanotas y chocolateadas. Que suerte que te envíen esas harinas molidas a la piedra...con tu permiso me llevo una galleta.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  7. Marisa me encanta esa capacidad que tienes para idear cosas, en el poco tiempo que hace que nos conocemos, nunca me voy descontenta de tu cocina, aunque yo no he tenido nada que ver en este evento sorpresa, me he sentido realmente a gusto leyéndoos a las dos, a ti y a Chus, que también lo ha hecho espectacular.
    ya me gustaría a mi tener la mitad de creatividad que habéis tenido para sorprender a Milia, sin duda un regalo que os hizo que ha tenido la mejor de las recompensas.
    Me encantan las galletas, y aunque no tengo tiempo de repostear como me gustaría (ya sabes que antes que cocinera fui "fraile" jajaja...), es uno de mis pendientes ¡con lo que me gustan!, porque se ven deliciosas, y con tu receta no parece ser muy complicado.
    Me llevo una para tomarla con mi cafecito.
    Besitos, que tengas una feliz noche.

    ResponderEliminar
  8. Que galletas tan originales!! Me las guardo para desayunar mañana ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  9. Hola guapísima !!!
    Vengo de ver a Chus y del lío que os habéis montado con las harinas de Milia. Me alegra mucho ver estas cosas, las amistades hay que alimentarlas con detalles tan preciosos como estos.
    De tus galletas no puedo decir más que me comería ahora mismo unas cuantas mi querida Marisa, nunca las he comido con harina de centeno, pero estoy segura de no equivocarme en pensar que están ricas. Además ese aspecto rústico, me gusta mucho, y el que no sean excesivamente dulces también.
    Me ha encantado todo: tu regalo, el gesto de publicar juntas, y las galletas.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  10. Hola Guapa !! Mañana voy a intentar hacer las galletas ya te contaré como quedan,pero claro no será lo mismos que con las harinas molidas a la piedra.Siguiendo tu receta seguro que salen perfectas.Mary,Besets.

    ResponderEliminar
  11. Vaya harinas estupendas, vengo de ver el pan de Chus y me ha encantado. Tus galletas se ven deliciosas y es que ya sabes que me encanta el chocolate...y las galletas. Tomo buena nota, ahora tengo que tener cuidado con el azúcar, a la abuela se le ha disparado.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Marisa ya era hora de que publicaras unas galletas ¡y menudo estreno has tenido! ¡por la puerta grande! En cuanto a aspecto, ingredientes (que mejores no pueden ser) y sobre todo al origen de estas delicias.

    A ver qué más cositas se te ocurren con las harinas que te envía Milia que mejor uso no le podías haber dado

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  13. Pero qué galletas tan ricas!! Con harina de centeno, copos de avena, chocolate... no tiene más remedio que estar deliciosísimas!!!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa. Hay que reconocer que inactiva no eres, mejor dicho no sois jj, porque tanto tú como Chus, nada más recibir el obsequio, os ponéis manos a la obra, en este caso mano a la masa y os montáis una receta que es una bendición. Porque estas galletas son divinas, deben tener un sabor delicioso, tanto que es imposible sustraerse a probarlas y dar buena cuenta de todas las que pudiera haber. Un aspecto sensacional es el que tienen y apetece saborearlas y disfrutarlas ya que deben ser una delicia para el paladar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. What a lovely, wholesome treat, Marisa! Your Galletas look absolutely delicious. It's so nice when we can share our friends' recipes - food unites us all so well. Thank you so much for sharing with us at Hearth and Soul.

    ResponderEliminar
  16. Se ven tan deliciosas y sanitas!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Muy ricas, una súper receta que tendré en cuenta,
    besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.